7 curiosidades sobre el Premio Nobel de Literatura

7 curiosidades sobre el Premio Nobel de Literatura

El Premio Nobel de Literatura es uno de los galardones culturales más antiguos y más prestigiosos del mundo. Y hasta ahora, han sido galardonados 110 escritores en todo el mundo, pero sabes ¿cuál es su origen? ¿Quiénes son los más laureados? En este artículo podrás descubrir estos y más datos importantes. ¡Conócelos a continuación!

Origen del Premio Nobel de Literatura

Alfred Bernhard Nobel fue un químico, ingeniero, inventor y fabricante de armas sueco, famoso principalmente por la invención de la dinamita. Incursionó en la literatura, patentó 355, entre ellos la dinamita, producto que lo haría multimillonario y que a la vez lo llevaría a sentirse culpable de cientos de muertes. Por lo que, en su testamento, fechado el 27 de noviembre de 1895, legaba la mayor parte de su fortuna, para sorpresa de muchos, a una serie de premios correspondientes a cinco categorías: Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura y Paz. Con respecto al galardón literario, especificó que se premiara “a la persona que haya producido la obra más sobresaliente de tendencia idealista dentro del campo de la literatura”.

Galardonados de habla hispana

España: José Echegaray (1904), Jacinto Benavente (1922), Juan Ramón Jiménez (1956), Vicente Aleixandre (1977) y Camilo José Cela (1989).
Chile: Gabriela Mistral (1945) y Pablo Neruda (1971).
Guatemala: Miguel Ángel Asturias (1967).
Colombia: Gabriel García Márquez (1982).
México: Octavio Paz (1990).
Perú: Mario Vargas Llosa (2010).

Mujeres ganadoras del Nobel de Literatura

Desde 1901 hasta 2017, han recibido el Nobel 114 autores, entre ellos solo 14 son mujeres. La escritora sueca Selma Lagerlöf fue la primera galardonada, en 1909; la última, la escritora bielorrusa Svetlana Alexievich, en 2015. Solo una de ellas escribía en español: Gabriela Mistral, que recibió el Nobel en 1945. Las otras ganadoras fueron: Grazia Deledda (1926), Sigrid Undset (1928), Pearl S. Buck (1938), Nelly Sachs (1966), Nadine Gordimer(1991), Toni Morrison (1993), Wislawa Szymborska (1996), Elfriede Jelinek (2004), Doris Lessing (2007), Herta Müller (2009), y Alice Munro (2013).

Deliberaciones sobre el Premio Nobel de Literatura

Los estatutos de la Fundación estipulan que si ninguno de los trabajos en consideración alcanza el nivel de importancia indicado, el dinero del premio será reservado hasta el siguiente año.

Siete años sin el Premio Nobel de Literatura

En los años 1914, 1918, 1935, 1940, 1941, 1942 y 1943 no se otorgó el Nobel de Literatura, debido a las guerras mundiales. Sin embargo, el año 1935 (entre conflictos bélicos), es probablemente el único caso en el que realmente la Academia no consideró a ninguno de los nominados dignos del galardón.

Los que renunciaron al galardón

El poeta y novelista ruso, Borís Pasternak en 1958, debido a la intensa presión del gobierno soviético y Jean-Paul Sartre en 1964, alegando que su aceptación implicaría perder su condición de filósofo.

Los más laureados

El inglés es el idioma predominante de los ganadores del Nobel, con 29 premiados. 14 han sido los premiados en francés; 13 en alemán; 11 en español; 7 en sueco; 6 en italiano y en ruso; 4 en polaco; 3 en noruego y en danés; 2 en griego, en japonés y en chino; y 1 en árabe, en bengalí, en checo, en finlandés, en hebreo, en húngaro, en islandés, en occitano, en portugués, en serbocroata, en turco y en yídish.

De esta manera, finalizamos con las 7 curiosidades sobre el Premio Nobel de Literatura. Esperamos que hayas conocido algo nuevo y te invitamos a estar atento a nuestras próximas publicaciones.

Te invitamos a leer:

Expresiones latinas que más usamos en el español de Venezuela

Expresiones latinas que más usamos en el español de Venezuela

El español de Venezuela está repleto de términos que proceden de otras lenguas, incluso, los anglicismos se hacen cada vez más frecuentes en nuestra lengua, tanto de manera escrita como hablada. No obstante, es propio de nuestra lengua romance convivir con muchas expresiones adaptadas del latín y, más aún, algunas locuciones latinas que no han sufrido ningún cambio, las usamos tal y como se empleaban en la Antigua Roma.

Hoy te traemos una lista de estas expresiones latinas que seguramente conoces y son propias de esta lengua itálica.

Alma mater: significa en su sentido etimológico “madre nutricia” y se utiliza para designar metafóricamente a la universidad, por lo que es un término de género femenino.

Campus: su significado literal es llanura. Pero también es llamado formalmente “recinto universitario”, se emplea en nuestro idioma con referencia a las construcciones y las tierras que pertenecen a una universidad. Se empezó a utilizar en español a mediados del siglo XX y es invariable en plural.​

Curriculum vitae: su traducción literal es “carrera de la vida” y en su forma nominal masculina, designa la relación de datos personales, formación académica, actividad laboral y méritos de una persona.​ Es una locución invariable en plural y de género masculino.

Ex abrupto: esta locución latina literalmente significa “desde la interrupción violenta”. Sin embargo, ha evolucionado al sustantivo “exabrupto”, que quiere decir “salida de tono, como dicho o ademán inconveniente e inesperado, manifestado con viveza”. No obstante, sigue pudiéndose utilizar la expresión “ex abrupto” como un adverbio.

In situ: significa “en el sitio” o “en el lugar” y suele utilizarse para designar un fenómeno observado en el lugar, o una manipulación realizada en el lugar. Cabe destacar que, esta expresión se interpreta con significados específicos y particulares, según el contexto donde se la aplica.

Sine qua non: originalmente utilizada como término legal para decir “condición sin la cual no”. Se refiere a una acción, condición o ingrediente necesario y esencial —de carácter más bien obligatorio— para que algo sea posible y funcione correctamente.

Spa: proviene de la locución latina “salutem per acqua” (salud por medio del agua). Por ello, los SPA, se basan en la utilización del agua para realizar terapias de relajación.

Vox populi: su significado literal es “la voz del pueblo”. Puede ser utilizado metafóricamente para hacer referencia a las ideas que una sociedad tiene en común, es decir, aquello que todo el mundo sabe o acepta, la última tendencia.

Probablemente, ya conocías muchas de estas expresiones, incluso, lo más normal es que hayas usado alguna de ellas. Entonces, ya sabes por qué son tan populares, cual es su etimología y hasta cómo usarlas correctamente ¡Genial! ¿cierto? Utilízalas con propiedad y anímate a conocer más nuestra lengua.

Lee también:

 

Palabras cultas de nuestra lengua (Parte II)

Palabras cultas de nuestra lengua (Parte II)

Continuamos regalándote material para que enriquezcas tu vocabulario, esta segunda parte de Palabras cultas de nuestra lengua es un nuevo paseo por distintas palabras del español; su definición, etimología y comentarios adicionales sobre su uso y relevancia. ¡Empecemos!

jarifo, adj.
Del árabe hispano šaríf, y este del árabe clásico šarīf, que significa noble.

Adjetivo utilizado para calificar a un sujeto rozagante, vistoso, bien compuesto o adornado.

💬Usualmente, se usa para referirse a un vestido muy elegante, vistoso, resplandeciente, fulgurante o brillante y de manera larga o extensa.

iridiscencia, f.

El término iris proviene del griego ἴριϛ íris que significa arcoíris, y que también es el nombre de la diosa Iris en la mitología griega: personificación del arcoíris y mensajera de los dioses que dejaba una estela de colores luminosos tras su paso.

Sustantivo que da nombre al fenómeno óptico caracterizado como la propiedad de ciertas superficies, en las cuales el tono de la luz varía de acuerdo al ángulo desde el que se observa la superficie.

💬Este fenómeno se puede observar en las burbujas de jabón, en el aceite derramado en pavimento, o incluso en el cielo, etc. Es un término fonéticamente bastante poético, por lo que es recurrente en este tipo de discurso.

baldragas, m.

Del árabe hispano ḥaṭráq que significa charlatán.

Sustantivo para denominar a un hombre insustancial, simple y de poco carácter. También utilizado como adjetivo.

💬Se empleaba a menudo en el siglo XIX como insulto.

nesciencia, f.

Del latín. nescientia.

Sustantivo femenino utilizado para denotar ignorancia, necedad, falta de ciencia.

💬Este término se refiere a la ignorancia de una persona cultivada de no se aplica lo suficiente, es decir, no es una ignorancia sin más, sino que tiene cierto contraste con respecto a su significado.

sicofanta, m.

Del latín sycophanta, y este del griego συκοφάντης sykophántēs.

Sustantivo masculino para nombrar a un calumniador o impostor.

💬En la Atenas clásica, era el nombre que recibía el denunciante profesional, generalmente a sueldo de un interesado que no quería que su identidad se desvelase o que pretendía que un adversario fuese calumniado, aunque fuese sin razón.

Y así hemos llegado al final de esta lista de palabras cultas, esperamos que sea de gran provecho y continúes visitando nuestro blog. Recuerda leer también la primera parte de este artículo y las demás publicaciones que te puedan interesar:

 

Las mejores frases sobre militares y guerra

Las mejores frases sobre militares y guerra

El día de hoy, quisimos hacer una publicación para honrar los combatientes de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), quienes reguardan la Seguridad Nacional de nuestro país con convicción y disciplina, muchas veces dejando atrás a sus familiares por sus ideales militares y el bienestar de la Patria.

Las frases que a continuación vamos a repasar, reúnen escritores de todo el mundo y destacan la filosofía militar y de guerra, esencial área de estudio dentro de nuestra Universidad Militar Bolivariana de Venezuela (UMBV). ¡Disfrútalas!

  • “No tengo miedo de un ejército de leones guiado por ovejas; tengo miedo de un ejército de ovejas guiado por un león.” Alejandro Magno.
  • “El arte supremo de la guerra es someter al enemigo sin luchar.” Sun Tzu.
  • “No debes luchar demasiado con un enemigo o le enseñarás tu arte de la guerra.” Napoleón Bonaparte.
  • “Los dos guerreros más importantes son la paciencia y el tiempo.” Lev Tolstói.
  • “El verdadero soldado no lucha porque odia lo que hay delante de él, sino porque ama qué hay detrás de él.” G.K. Chesterton.
  • “El soldado es el ejército. Ningún ejército es mejor que sus soldados. El soldado es también un ciudadano. De hecho, la mayor obligación y privilegio de la ciudadanía es el de llevar armas por su país.” George S. Patton, Jr.
  • “Es un privilegio y un orgulloso ser soldado: un buen soldado con disciplina, respeto por uno mismo, orgullo por su unidad y su país, un alto sentido del deber y obligación hacia los camaradas y sus superiores y confianza en sí mismo que ha nacido de una habilidad demostrada.” George S. Patton, Jr.
  • “Guerra ha de haber mientras tengamos que defendernos de la maldad de un poder destructor que nos devoraría a todos; pero yo no amo la espada porque tiene filo, ni la flecha porque vuela, ni al guerrero porque ha ganado la gloria. Sólo amo lo que ellos defienden.” J.R.R. Tolkien.
  • “La música en una procesión nupcial siempre me recuerda la música de los soldados que van a la batalla.” Heinrich Heine.
  • “Ella se había sentido enormemente orgullosa de su decisión de servir al país, y su corazón se llenó de amor y de admiración la primera vez que lo vio ataviado con el uniforme militar.” Nicholas Sparks.
  • “Los soldados a veces pueden tomar decisiones que son más inteligentes que las órdenes que les han dado.” Orson Scott Card.
  • “La guerra es lo que ocurre cuando fracasa el lenguaje.” Mark Twain.

Esperamos que les haya gustado esta selección, también puedes darnos a conocer las tuyas a través de los comentarios.

Por último, recuerda que puedes leer nuestros libros sobre estos temas ¡Descárgalos! Es totalmente gratis:

5 militares famosos por ser grandes escritores

5 militares famosos por ser grandes escritores

Como es propio de nuestro interés ahondar en el mundo literario, en esta oportunidad quisimos dejarte una lista de escritores famosos, que no solo fueron conocidos por el oficio de las letras sino también por ser militares al servicio del ejército de sus países. Esperamos que te suenen alguno de estos nombres y si no, entonces conócelos ¡Adelante!

J. R. R. Tolkien (1892-1973)

Fue un escritor, poeta, filólogo, lingüista y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de fantasía heroica El Hobbit y El Señor de los Anillos.

Pero además de todo este mundo literario por el que aún se recuerda al autor, también fue Subteniente del Ejército británico, al cual se unió para luchar en la Primera Guerra Mundial. Se enroló con el rango de teniente segundo, especializado en lenguaje de signos, en el 11º Batallón de Servicio de los Fusileros de Lancashire, que fue enviado a Francia en 1916 con la Fuerza Expedicionaria Británica. Tolkien también sirvió como oficial de comunicaciones en la batalla del Somme.

Miyamoto Musashi (1587-1645)

Fue un guerrero famoso del Japón feudal. En la batalla de Sekigahara, en la cual Ieyasu sucedió a Hideyoshi como máximo dirigente del Japón, Musashi estaba entre las filas del ejército Ashikaga y contra Ieyasu. Es decir, estuvo en el bando perdedor. Sobrevivió no sólo a los tres días que duró la batalla, en los cuales murieron alrededor de 70.000 guerreros, sino también los siguientes de caza y de masacre de los supervivientes del ejército derrotado.

Además de servir al ejército, fue pintor, escritor, esgrimista y calígrafo. Es el autor del reconocido tratado de las artes marciales titulado El libro de los cinco anillos, entre otras numerosas obras.

Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944)

Fue un escritor y aviador francés, conocido por su famosa obra El Principito y otra serie de novelas de aventuras sobre aviación, como Vuelo nocturno o Tierra de hombres, etc.

Tras ser rechazado en la Escuela naval, se hizo piloto cuando estaba cumpliendo el servicio militar en 1921, en Estrasburgo. Junto a Henry Guillaumet y Jean Mermoz, pilotos también y pioneros de la aviación, protagonizó a lo largo de su azarosa vida, algunas de las hazañas más conocidas durante los primeros años de la aviación en Europa, Medio Oriente, África, América del Sur y el Océano Atlántico. Incluso, sus hazañas lo llevaron hasta la revolución aeronáutica provocada por la Segunda Guerra Mundial.

Carl von Clausewitz (1780-1831)

Fue un militar prusiano, uno de los más influyentes historiadores y teóricos de la ciencia militar moderna. Es conocido principalmente por su tratado De la guerra, en el que aborda a lo largo de ocho volúmenes un análisis sobre los conflictos armados, desde su planteamiento y motivaciones hasta su ejecución, abarcando comentarios sobre táctica, estrategia e incluso filosofía. Sus obras influyeron de forma decisiva en el desarrollo de la ciencia militar occidental, y se enseñan hoy día tanto en la mayoría de las academias militares del mundo como en cursos avanzados de gestión empresarial y mercadeo.

Nicolás Maquiavelo (1469-1527)

Fue un diplomático, funcionario, filósofo, político y escritor italiano, considerado padre de la Ciencia Política moderna. Asimismo, una figura relevante del Renacimiento italiano. En 1513, escribió su tratado de doctrina política titulado El príncipe, póstumamente publicado en Roma en 1531. Pero además fue un militar muy reconocido que influyó en el humanismo.

Con este gran referente de la ciencia política moderna, cerramos la lista de los 5 escritores famosos que también desempeñaron labores en las filas del ejército. Esperamos que te sea de gran utilidad esta información y sigas atento a nuestras próximas publicaciones. Recuerda, somos el Fondo Editorial Hormiguero, la editorial de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela. ¡Es un placer para nosotros hacer libros para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana!

También puedes leer:

Palabras cultas de nuestra lengua (Parte I)

Palabras cultas de nuestra lengua (Parte I)

En muchas ocasiones les hemos dado consejos sobre lectura, escritura, ortografía, gramática y más. En esta oportunidad, queremos brindarte más de nuestros conocimientos, por eso te traemos una serie de palabras cultas para que enriquezcas tu vocabulario.

ataraxia, f.

Proviene del griego ἀταραξία, que significa ausencia de turbación.

Sustantivo, utilizado en la filosofía para referirse al ánimo sereno y la imperturbabilidad de espíritu.

💬Esta disposición del ánimo la propusieron las escuelas filosóficas de los epicúreos, estoicos y escépticos.

bioluminiscencia, f.

Proveniente del griego βίος, que significa vida. Y del latín lumen que significa luz.

Sustantivo, producción de luz por parte de un organismo vivo.

💬La Real Academia Española lo define como el animal que posee esta luz pero también como la luz o propiedad que proyecta tal ser vivo.

dilección, m.

Proveniente de latín dilectio dilectionis.

Sustantivo, utilizado para referirse al afecto o amor por una persona.

filandón, m.

Alteración del asturiao filazón, derivado del latín filum que significa hilo.

Sustantivo. Tertulia de mujeres por la noche.

💬Algo que debes saber sobre este término, es que es muy usado en la Provincia de León.

mirífico, adj.

Del latín mirificus.

Adjetivo, utilizado en el lenguaje poético para señalar que un libro, acto o persona, es admirable o maravillosa.

💬Su carga semántica se considera mayor a maravilloso.

ósculo, m.

Del latín osculum.

Sustantivo, para referirse al beso de afecto o respeto.

💬Es un cultismo que se usa mucho en la literatura y poesía. Posee una segunda acepción en biología; estructura excretoria de las esponjas.

En síntesis, estas son solo algunas palabras que pueden brindarte distinción al momento de escribir un texto o presumir en una conversación. Te invitamos a estar atento a nuestros próximos artículos, pronto tendremos la segunda parte de este artículo.

En el Fondo Editorial Hormiguero siempre es un placer compartir nuestros conocimientos. Recuerda leer también:

 

Recomendaciones para escribir un artículo

Recomendaciones para escribir un artículo

La entrada de hoy es una forma de resumir parte de lo que sabemos. Cada una de las redactoras tiene su forma de crear un artículo. Sin embargo, de forma general, es sencillo concordar aspectos utilizados por ambos. Te resumiremos recomendaciones importantes. Así, esperamos, podrás tú también iniciar en el arte de escribir artículos.

Escoge el tema

¿Te sabes experto en un tema? Entonces, esa área es ideal para ser plasmada en un artículo. En primer momento, debe ser algo relevante al contexto y al público objetivo. En segundo lugar, debe tener caracter inédito o, al menos, ser tratado con una nueva perspectiva.

Más de lo mismo siempre es un gran NO a la hora de articular.

Investiga del tema

¿Qué, pensaste saltar este paso? Por más auctoritas tengas en una materia, lo bueno es siempre tener otros nombres respaldando tus palabras. No se puede alcanzar la verdadera innovación si no se conocen los antecedentes.

«Si he llegado a ver más lejos que otros es porque me subí a hombros de gigantes» decía Sir Isaac Newton. Aunque su significado verdadero era una burla a la joroba de Hooke, no hay que olvidar nunca quienes nos precedieron, menos en la investigación.

Esquematiza el artículo

La organización es la aliada de una mente creativa. Incluso si vives en un desastre físico, si sabes llevar un recuento exacto de tu tiempo, tus intenciones y los procesos, estás encaminado al éxito.

Nosotros sugerimos colocar títulos, luego subtítulos y una pequeña descripción de cada parte. Conoce dónde iniciarás y sorpréndete con el final. Gracias a este proceso, podrás conocer el verdadero alcance de tus dudas, tus conocimientos y la conclusión.

Responde dudas

En el punto anterior se verifica la solidez del conocimiento. En este, se resolverán las dudas surgidas durante la investigación. Si sólo son detalles, se recomienda comprobarlos con fuentes creíbles.

Inicia el primer borrador

¡Ahora si puedes empezar a escribir! Sigue tu esquema, aplica los cambios que sean necesarios y disfruta el proceso de escritura. No te preocupes tanto por el tamaño de los párrafos, la organización de las ideas o la ortografía. En este primer ejercicio creativo, lo que debe nacer es la idea del artículo y llegar a las conclusiones.

El resto lo atacaremos en el siguiente paso.

Corrige hasta satisfacción

Aquí nos acercaremos a la parte no tan divertida. Aquí debes enfocarte en la metodología, citas, puntuación, gramática, redacción, interlineado, sangría y estructura de párrafos.

Finalmente, el punto último sería ¡publicar! Aunque este punto dependerá del autor, más del momento de escribir. Además, para no dejar, te recomendamos consultar otra de nuestras entradas: Recomendaciones para ser mejor escritor.

Derechos de autor

Derechos de autor

El límite de los derechos: ¿tuyo o mío?

Desde el momento en el que una idea se vuelve realidad, el objeto está sometido al derecho. El área que cubren estos derechos es muy amplio. La tecnología, veáse el Internet, han vuelto aún más difícil definir y colocar los límites. Sin embargo, en este artículo te presentaremos los aspectos más básicos del concepto, para que puedas entender mejor sobre un tema tan importante.

¿Qué es el derecho de autor?

El derecho de autor puede definirse como aquel poseído por la persona creadora de un objeto. Esto no se refiere a las ideas en sí, ya que no están sometidas a los derechos de autor, sino a la compilación total del trabajo. Se cubre cualquier tipo de creación intelectual que pueda ser sometida a comprobación de autoría. No incluye reglamentos, leyes, compilaciones legales, entre otros aspectos definidos por ley.

¿Qué abarca el derecho de autor?

El derecho de autor da origen a dos tipos de derecho: derecho patrimonial derecho moral.

El derecho patrimonial es la capacidad para lucrar con la creación, de manera perpetua o de acuerdo a los estimados del contrato de publicación. Este es el tipo de derecho que puede cederse a terceros, ya que solo es referido a la explotación monetaria, los costos de distribución y todo lo referido a la publicación

El derecho moral es el referido a la obra en sí. Es irrenunciable, ya que comprende los aspectos de la autoría y origen paternal sobre la obra. Además, protege de modificaciones, tipo de publicaciones bajo nombres ajenos, retirar las obras del comercio ilegal, entre otros aspectos específicos de la ley.

En Venezuela

El organismo encargado de proteger los derechos de autor se llama Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI). Allí se cubren los aspectos de protección: obras literarias, logos, patentes, obras visuales, marcas, obras musicales, obras radiofónicas, de arte visual, dramáticas o escénicas, programas de computación y bases de datos, producciones fonográficas, actos y contratos.

Ese derecho se extingue a los sesenta (60) años tras el fallecimiento del autor originario.

Si el tema de plagio te interesa, te recomendamos nuestro otro artículo.

El plagio, ¿exageración moral?

El plagio, ¿exageración moral?

El plagio en tiempos del Internet

La conceptualización del plagio no es nuevo. Copiar, utilizar fuentes sin nombrar al autor original, nada ha sido creado en la época reciente. Desde la manera en la que se oculta hasta la forma en la se descubre, los momentos sólo han evolucionado. Los medios ahora varían, volviéndose más tecnológicos, tanto a la hora de copiar como a la hora de comprobar la copia.

¿Qué es el plagio?

El plagio es, según la Real Academia Española: “Copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”. En la cultura popular, es uno de los actos más bajos que puede hacerse, ya que se utiliza el trabajo ajeno. Además, tiende a dejar una marca en la persona acusada, pese a la poca justicia a la persona robada.

Es bastante útil tener en cuenta que, frente al plagio, se comete un acto criminal en algunos países. La propiedad intelectual del creador se ve trastocada, así sea de forma parcial, por el mero hecho del no pensar del plagiador.

Sin embargo, aunque no es un fenómeno nuevo, en la internet ha alcanzado niveles alucinantes. Si bien antes, por las dificultades de comprobación, los casos de copia que salían a la luz eran muy pocos, ahora es un caso de cada día. Desde imágenes hasta trozos de texto, este fenómeno se encuentra en cada página de internet donde haya información.

Pese a ello, el fenómeno en sí está dirigido por un debate. Hay algunos que apelan a la libertad del Internet, otros señalan que, pese a la apertura, deben conservarse los derechos de creación sólo en su autor. Ambos lados tienen sus razones, la mayoría apoyada en la moralidad, pero es una cuestión de perspectiva.

Nosotros creemos que el plagio ha de evitarse. Es ideal la transferencia de conocimiento. Es nuestra misión y nuestro servicio, pero hay que señalar a los autores. Ya que, incluso si es mental, la creación de conocimiento es un trabajo arduo que lleva días de vida. Por lo tanto, apreciamos la correcta apreciación a los autores y el libre uso de la información con fines educativos.

El arte de personalizar tus libros

El arte de personalizar tus libros

Cuando hablamos de personalizar los libros, nos referimos a dejar las huellas, de nuestro pensamiento, nuestra personalidad y nuestras ideas, escritas en las páginas de cada ejemplar del que nos adueñamos.

Sin embargo, desde viejos tiempos, nos han enseñado que “los libros no se rayan”, desde que nos compraban los útiles escolares y forraban nuestros textos, tanto las maestras como nuestros padres, nos dejaban claro que no estaba bien dejar ninguna marca de grafito, y mucho menos tinta, sobre aquellas páginas. Y es cierto, si llevas a casa un libro de la biblioteca pública es un acto totalmente violento que arremetas contra la integridad de tal ejemplar, por otra parte, si quien sea de da un libro en calidad de préstamo, lo más lógico, sano y lo propio, es que no dejes tus marcas personales de ningún tipo sobre ese texto físico.

Ahora bien, ya dejando claro que respetamos totalmente lo que no nos pertenece y valoramos, más que nada, la generosidad de un lector al prestarnos uno de sus universos literarios, queda decir que este artículo quiere hacer un enfoque en una de las virtudes que posee el libro en físico, esa pureza que nos permite dejar constancia de una experiencia lectora necesaria de repetir cuantas veces sea posible y compartir con otros.

El hecho de rayar un libro, no significa que subrayarás todas las frases que te gustaron y así dejarás una marca para encontrarlas luego. Se trata de una necesidad de interacción con el texto, un acto íntimo, es delatar la libertad de nuestro pensamiento.

Entonces ¿Por qué si tenemos una biblioteca llena de libros propios no nos permitimos dejar marcas de nuestra personalidad en ellos? Estas marcas no son solo un reflejo de nuestro ser, más bien es un conjunto de ideas que solo se manifiestan y logran ponerse en ejercicio cuando leemos. Si una historia te seduce con sus altos y bajos, sus argumentos retóricos, su filosofía y su intertextualidad, por qué no va a estar bien manifestar tus sensaciones, pensamiento y tus propios conceptos.

Debemos alejarnos de las costumbres arcaicas y abrir paso a lo que esté más cerca de facilitar la comprensión, reflexión, el criterio. No necesitamos polemizar sobre esto, pero es claro que no atentaríamos contra la propiedad ajena, más bien dejaríamos una experiencia accesible para los próximos lectores de nuestra biblioteca. Incluso, releer ya no sería lo mismo, porque podríamos superar incluso las barreras, que anteriormente, nos dejó una primera experiencia.

El arte de personalizar nuestro libro, es un hecho absolutamente válido y de mucho valor para el proceso lector, hasta para ser un lector voraz.

“El buen crítico es un lector que sabe subrayar adecuadamente, y que, por virtud de ello, sabe construir una lectura representativa del texto, basada en citas oportunas” (Echevarría citado en Cocheiro, 2017).

Lo que quiere decir que, hay un motivo más para abrazarnos a esta fuente de conocimiento y respaldar su versión física, por encima de la versión electrónica. Después de todo, aunque los libros electrónicos nos permiten tomar las mismas notas. No suponen el mismo proceso de personificación del texto, ya que no hay marcar en digital que dejan la misma sensación de libertad que el grafito sobre el papel.

En síntesis, no queremos persuadirte pero nos gustaría que apreciaras este arte que nos permite la lectura y lo veas como una posibilidad de apropiación de tus libros, de tu biblioteca.

“Es bien sabido que, quien empieza a subrayar, no puede detenerse; los subrayados se multiplican, una plaga se apodera del libro, surge otro libro en su interior, una república autónoma” (García citado en Cocheiro, 2017).

¡Si lo deseas hacer, solo hazlo… no existe la policía del pensamiento!

(con grafito, por favor)

Referencias

COCHEIRO, L. (2017). Inventar lo imposible: Manifiestos mexicanos contemporáneos. España: Editorial Taurus.