6 tips para aprender un nuevo idioma en poco tiempo

6 tips para aprender un nuevo idioma en poco tiempo

Aprender un nuevo idioma es una tarea fácil si con dedicación y práctica la llevamos a cabo. Debemos terminar con el hecho de alejar los retos en lugar de convertirlos en realidad. Por ello, queremos compartir con ustedes 6 tips para aprender un idioma en el menor tiempo posible. ¿Asumes el reto?

Conocer un vocabulario de uso frecuente

Para aprender un idioma de manera tal que puedas comunicarte eficazmente, basta con aprender un porcentaje de palabras esenciales de esa lengua, excluyendo así términos que no necesitas conocer. A medida que vayas perfeccionando la lengua, podrás incorporar el resto de los conceptos que la componen.

Reconoce los cognados

Los cognados son palabras que comparten significado, ortografía y pronunciación similares en dos idiomas, por lo que hay palabras en distintos idiomas que se parecen mucho y que significan lo mismo. De acuerdo con esto, son un punto de partida idóneo para comenzar a comunicarnos. Si queremos aprender francés, italiano, portugués u otras lenguas romances tenemos gran parte del trabajo hecho, puesto que muchas de las palabras de dichos idiomas tienen un equivalente similar en español.

Interactúa en el idioma que estás aprendiendo

Este es un buen consejo para poner ejercitar lo que vas aprendiendo, de hecho, hoy en día hay variadas opciones para hacer esto sin salir de casa; a través de Internet puedes conectarte con personas de otros países en foros, cursos en línea y hasta para conversar en diferentes salas de chat. Probablemente, te sea difícil desenvolverte en un principio pero poco a poco puedes ir mejorando y hablando con propiedad.

Plantéate objetivos claros

Nunca te plantees retos a demasiado plazo, lo mejor es que te concentres en corto tiempo proponerte ciertos objetivos; un número de palabras concreto, o establecer ciertos niveles de escritura y oralidad. Esto es muy importante para que puedas chequear tu rendimiento y avanzar con más precisión. ¡Pasos firmes!

Aprende una variedad temática

Es necesario que aprendas los enunciados básicos de una conversación, pero debes saber que llegará un momento en el que necesitarás más de eso, para dominar el idioma que deseas ¿Entonces qué debes hacer? Lo propio sería que te nutras de temas que puedas conversar con otros y esto lo puedes lograr leyendo el periódico, libros, artículos y demás textos de interés escritos en la lengua correspondiente.

Ve algunas películas

Ver películas en el idioma de origen que quieres aprender es la mejor manera de imitar el acento de los nativos de esa lengua. Esto te ayudará con la pronunciación y la entonación.

Equivocarse de vez en cuando

Es normal que cometas errores, esto es lo más humano que nos puede pasar en cualquier aprendizaje, por ello, no temas por los conocimientos que poco a poco llegarán a ti y lánzate a la aventura de aprender; habla, escribe, conversa… no hay otra manera de hacerlo.

Entonces ¿ya estás listo? Toma en cuenta estos consejos y anímate a aprender una nueva lengua. ¿En cuánto tiempo crees que lo logres?

Recuerda leer también:

Recomendaciones para ser mejor escritor

Recomendaciones para ser mejor escritor

Escribir es un arte que requiere de mucha pasión, disciplina y constancia. No puedes ser un buen escritor si dejas de lado las normas ortográficas, si no practicas y si no eres auténtico.

Todos estos factores te ayudaran a ser un mejor escritor, exitoso en tu oficio. Por eso, hemos reseñado unos tips a considerar este arte tan exigente y complejo. ¡Disfrútalos y ponlos en práctica!

Practica diariamente

Si quieres tener un buen nivel de escritura, es indispensable que te ejercites diariamente. Algo que puedes hacer para mantenerte activo, es escribir en un diario o una bitácora.

Sé original

Toda producción escrita debe salir totalmente de tu mente, incluso si abordas temáticas de otros autores, tu texto debe ser único y no se puede parecer a ningún otro. Recuerda seguir debidamente las normas para citar a otros autores.

También debes evitar los clichés, refranes y frases trilladas. Eso te ayudará a refinar tu texto y a ser mucho más original.

Usa tu imaginación

Para todo escritor, este es un recurso sumamente importante para mantener su fidelidad y originalidad. Siempre se necesita ese carácter que determina tu personalidad al momento de escribir. No temas en seguir tus instintos y decidir por lo que dicta tu imaginación.

Disfrútalo

Si no te diviertes escribiendo y leyendo tu propio texto, nadie lo hará. Entonces, es importante la fluidez de tu producción y ese elemento importante que mantiene atento al lector.

Sé claro

Expresa tus ideas de manera clara y precisa. Organiza bien tus ideas, no escribas frases muy largas, usa debidamente los signos de puntuación y no te excedas en la amplitud si no es necesario.

Escoge bien las palabras

Esto te va a ayudar mucho con el consejo anterior, para ser mucho más preciso, recuerda seleccionar bien las palabras, aléjate de las ambigüedades teniendo presente el significado real de lo que escribes. Hay palabras que se parecen pero no significan lo mismo.

Suprime la información innecesaria

Es propio que cuando escribes te corrijas, al momento de hacerlo elimina todas aquellas frases y contenido innecesario. Asimismo, prescinde de toda la información repetida.

Escribe con pasión

Imprime en tu escrito toda la pasión que te impulsa a realizar esta actividad, este sentimiento mueve tus sentidos, aviva tu voluntad y energiza tu pensamiento. Utilízala como una fuente de energía para mantener tu motivación.

¡Lee!

Finalmente pero no menos importante, debes formarte como lector para poder lograr ser un buen escritor. La lectura te proporciona competencias lingüísticas, habilidades mentales y psicológicas necesarias para tu vida y tu intelecto, por eso, es indispensable leer.

Ahora bien, toma en cuenta estas recomendaciones y haz todo lo que puedas para dar atención a tus necesidades como escritor, sobre todo en el uso de la lengua. Supérate cada día y hazlo con entusiasmo, la voluntad y la perseverancia son necesarias para el éxito de cualquier meta. ¡Adelante!

Recuerda leer nuestras demás publicaciones sobre lectura y escritura:

 

 

 

¡Básicos para empezar a leer! II

¡Básicos para empezar a leer! II

¿Haz leído alguno de estos básicos?

Después de nuestra primera entrada sobre textos básicos para empezar a leer, nos quedamos con la ganas de mencionar títulos. De la lista original, seguiremos sacando artículos cada dos semanas, para que su bagaje literario empiece a ampliarse en el tiempo.

Hoy traemos lecturas cortas, ligeras y muy entretenidas. Los autores provienen de diferentes partes del globo, crecieron en diferentes épocas y los contextos de sus obras son muy distintos así que, a nivel de conocimiento, esperamos sean aprovechables.

Cuentos de Edgar Allan Poe

Es muy difícil dejar fuera a Poe de una lista de básicos. Desde la formación de la atmósfera hasta el inevitable final trágico, nosotros recomendamos a Poe para entender lo que es el paso del horror clásico a un modo más elocuente de espantar. También es un gran poeta pero, para iniciar, nos enfocamos en los cuentos.

La mosca – Relatos del antimundo de George Langelaan

El título de La Mosca debe ser familiar para los amantes del cine. Así es, el clásico filme está basado en uno de los relatos de esta colección, considerado uno de los clásicos de la literatura de ciencia ficción. Cada una de las historias contenidas mantiene un aura de misterio, horror y posibilidades creíbles. No es fantasía lo que aquí se lee ya que, lo más atemorizante, es que puede ocurrir en la vida real.

Un día en la vida de Iván Denísovich de Aleksandr Solzhenitsyn

Aunque Solzhenitsyn gana el Premio Nobel de la Literarura (1970) por su fuerza ética, sus trabajos literarios tenían un origen biográfico. Ferviente luchador contra el socialismo soviético, el autor fue condenado a trabajos forzados, expulsado y amedrentado de la misma manera que sus personajes. El presente libro parece contado por él, por ese Solzhenitsyn en un día nuevo de sus ocho años de condena, allá en la pérdida Siberia donde el hombre está más cerca del animal.

Los cuentos siniestros de Kōbō Abe

A Kōbō Abe se le conoce como el Kafka japonés. Sus temáticas, sin embargo, se profundizan al hablar sobre el ambiente y los avances tecnológicos, aparte de las críticas sociales similares a su inspiración. En este libro de relatos, esta influencia se observa con inusual claridad, en cuanto a la construcción del cuento.

Es de Kōbō Abe la forma de escribir, la manera en la que poco a poco se lleva a la conclusión y, lo más entretenido, la suave lírica de sus letras. La lectura es profunda con palabras sencillas, una recomendación imperdible.

El capitán Alatriste de Arturo Pérez Reverte

Del autor español Arturo Pérez-Reverte, El capital Alatriste es la primera entrega de una saga llena de aventuras, misterios, personajes increíbles y diálogos magníficos, mientras seguimos la vida y las desgracias de nuestro querido Diego Alatriste y Tenorio. Entre duelos de espadas, persecuciones y traiciones, los ecos de la vieja Europa llega con las cuidadas pinceladas de un autor lleno de vida.

Por el momento, la saga está conformada por siete títulos: El capitán Alatriste (1996), Limpieza de sangre (1997), El sol de Breda (1998), El oro del rey (2000),  El caballero del jubón amarillo (2003), Corsarios de Levante (2006) y El puente de los asesinos (2011). Se espera la próxima publicación de otras dos entregas.

Para finalizar, te preguntamos, ¿qué libro te llamó más la atención? ¿Qué otros títulos recomiendas? ¡Dinos en los comentarios! Nos encantará leer tus opiniones al respecto.

¿Cómo superar un bloqueo escritor?

¿Cómo superar un bloqueo escritor?

Recomendaciones para superar el bloqueo

¿Quién no ha necesitado escribir algo importante a último momento? ¿Un trabajo, un discurso que surgió sin advertencia previa? Sin embargo, es allí cuando ves la página en blanco y todas las ideas, los impulsos inciales, se desvanecen en el aire y sólo queda el bloqueo, temido enemigo de la creatividad.

Sin embargo, es una fortuna que ahora puedan tomarse ciertas medidas para contrarrestar el poder del bloqueo. Tenemos desde maneras orgánicas de acabarlo hasta entretenimientos simples, llevados para despejar la mente a niveles suficientes para concentrarse. Por supuesto, si conoces otros métodos, te pedimos dejarlo entre los comentarios, ¡estaremos muy agradecidos al respecto!

Hacer deporte

Aunque el escribir es algo intelectual, también la sangre debe moverse. Muchas veces, la fluidez de ideas va a la par de la movilidad de la sangre. Correr, caminar, realizar sentadillas, yoga y natación, son las actividades más adecuadas para la tarea de escribir. Despejar las ideas con aire fresco es lo mejor para el cerebro, ya que se mantiene activo y creando nuevas salidas. ¡Es excelente recomendación para eliminar los problemas del esquema!

Distrae tu mente

Escucha música, juega en la computadora, lee o haz las tareas domésticas. No vas a producir si te fuerzas en escribir algo que no es para ti. Es mejor que lo dejes calmar en el papel y ocuparte de la ropa sucia. Ya llegará la idea para dar inicio a una gran obra de teatro.

Toma una ducha

¿Qué? ¿Crees que es una broma? Pues no. Darte un buen baño ayuda a que las preocupaciones se vayan por el drenaje. Aunque suene demasiado sencillo, es casi imposible encontrar una mejor opción durante un bloqueo. El agua, el jabón y la presión logran milagros bastante inesperados.

Ahora bien, tienes un momento más para auxiliarte en tus obras literarias. Además, para revisar tu ortografía, te recomendamos leer nuestro 5 datos ortográficos para escribir bien.

5 datos ortográficos para escribir bien (Parte II)

5 datos ortográficos para escribir bien (Parte II)

En la primera parte de este gran compendio de consejos de ortografía, les dimos a conocer datos muy básicos. En esta segunda entrega, seleccionamos diferentes casos que pueden generar mucha confusión al momento de escribir; se trata de algunas dudas gramaticales, muy frecuentes, que desembocan en errores muy fáciles de solucionar. ¡Revisemos!

Diferencia entre tu y  

Estos términos se diferencian gramaticalmente, porque uno lleva acento diacrítico para indicar el pronombre personal, referido a la segunda persona: “tú eres mi amigo”,” tú sabes de que hablo…”. El otro no se acentúa, quiere decir propiedad o algo propio de la persona con la que hablamos: “aquella es tu casa”, “tu forma de ser…”.

Los monosílabos

Lo monosílabos son esas palabras que tienen una sola sílaba. Una regla simple y básica, es que ninguno ellos se acentúan, excepto que este posea dos o más acepciones, con el fin de evitar el riesgo de ambigüedades.

Diferencias entre hecho y echo

Para comprender las diferencias entre estas dos palabras y saber en qué estructuras emplearlas, debes saber que hecho es el verbo hacer, específicamente la tercera persona. Por lo que se usa de la siguiente manera: “tú has hecho caso a las reglas”, “es un hecho que ya sabes escribir”.

Ahora bien, echo se refiere al verbo echar, su sujeto morfológico es la primera persona. Lo puedes usar en estructuras como las siguientes: “yo echo broma a mis amigos”, “le echo ganas a mi trabajo”.

Diferencias entre: ¿Por qué?, por qué, porque y por que

Este es uno de los casos más complejos, puesto que se trata de cuatro usos distintos. No obstante, aquí te traemos la solución.

Porqué: se refiere al sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón. Se escribe con tilde por ser una palabra aguada terminada en vocal. Por su condición de sustantivo, se usa precedido de un artículo u otro determinante. Ejemplos: “todo tiene sus porqués”, “no entiendo el porqué de su indiferencia”.

Por qué: es la secuencia formada por la preposición por y el y el interrogativo o exclamativo qué (este se escribe con tilde diacrítica para distinguirla del relativo y de la conjunción que). Se utiliza para introducir oraciones interrogativas y exclamativas, directas e indirectas. Ejemplos: “¿Por qué no lees un libro?”, “no comprendo por qué no prestas atención”, “¡Por qué momento más incómodo pasamos!”.

Porque: conjunción átona (por esto se escribe sin tilde). Se utiliza de dos maneras, como conjunción causal para introducir oraciones subordinadas que indican causa (“no fui al cine porque tenía trabajo”) y como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo con sentido equivalente a para que (“hice todo porque terminara bien”).

Por que: en un primer caso, puede tratarse la preposición por y el pronombre relativo que. En este caso es muy común usar el relativo con un artículo antepuesto. Ejemplo: “este es el motivo por (el) que te busqué”.

Y en segunda instancia, puede ser la preposición por y la conjunción subordinante que. Esta secuencia aparece en el caso de verbos, sustantivos o adjetivos que rigen un complemento introducido por la preposición por y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que (“Al final optaron por que no se presentase”).

Diferencias entre haz y has

Esta última aclaratoria es de las más sencillas y como siempre, todo va a depender de la estructura en la que vamos a usar estos términos; el primero, haz, es un imperativo referido al pronombre tú, del verbo hacer (“haz la tarea de una vez”). Por su parte, has, es la segunda persona del singular del presente indicativo del verbo haber (“has venido desde muy lejos”, “has llegado muy tarde”).

En síntesis, todas estas dudas lingüísticas se resuelven conociendo, cada vez más y mejor, nuestra lengua y sus variedades. Sabemos que hay aclaratorias más complejas que otras, por eso siempre nos preocupamos por transmitir la información correcta. Esperamos que te sea útil toda esta información. Recuerda, leer es tu mayor aliado, te lo dice el Fondo Editorial Hormiguero.

¡Básicos para empezar a leer!

¡Básicos para empezar a leer!

Empiece a leer con estos títulos

Entre dos de los correctores de la Editorial Hormiguero sacamos esta lista. No es un detalle extensivo, ya que hay un universo de libros, pero de algún lado hay que iniciar. Es una lista para leer muy básica. Libros sin gran complejidad técnica, pero llenas de temas y arte en su aparente sencillez. Garantizamos que, con esto, hasta el compañero más distraído querrá leer.

Después de todo, ¿quién no ha quedado turbado con el trabajo de Quiroga?

Cuentos de amor, locura y muerte de Horacio Quiroga

Uno de nuestros libros preferidos. ¿Por qué? En lo personal, el horror y el misterio se expresa muy bien en los cuentos narrados allí. Como ningún otro escritor latinoamericano, Quiroga sabía figurar el horror visceral de los instantes más bizarros. Desde La gallina degollada hasta El almohadón de plumas  nos acercamos a la oscuridad de los corazones humanos.

Pedro Páramo de Juan Rulfo

Pese a la intimidación que se puede sentir al escuchar el título, Pedro Páramo es una opción casi obligatoria de nuestra lista. En ella se ve reflejada la decadencia, el miedo y los pormenores de la vida latinoamericana. Sin embargo, todo ello se encuentra cubierto con una pluma increíble, un diseño universal con pocos iguales.

Doce cuentos peregrinos de Gabriel García Marquez

De los favoritos de una de nuestras correctoras, Doce Cuentos Peregrinos es nuestra sugerencia para inciar en la obra de García Márquez. Comprende sus inicios, el desarrollo de lo que serán sus libros y un magistral estilo que hechiza a quien lo lee.

Cuando quiero llorar, no lloro de Miguel Otero Silva

Uno de los favoritos de la Editorial (al menos, de las correctoras). Es una de las historias que mantienen al lector pegado a las hojas, así como se quedan en tu mente mucho después de finalizado. Miguel Otero Silva también posee otros libros, claro, pero sugerimos iniciar por este.

Cubagua de Enrique Bernando Núñez

Cubagua es uno de esos libros clásicos, excelentes, que tienden a quedar olvidados. Corto, efectivo, con excelente narrativa y una historia inolvidable, es una recomendación que damos sin pena ni duda. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

La tienda muñecos de Julio Garmendia

Julio Garmendia era un escritor del cuento extraño. Su obra está llena de escenas y misterios en la cotidianidad. Están llenos de color, de giros y frases estudiadas. Su trabajo fue exacto y justo, plagado de instantes inolvidables y de finales increíbles.

Si estás de acuerdo con esta lista, te pedimos recomendar el artículo. Si deseas agregar más, ¡comenta! Y, en caso que seas un lector avanzado, te recomendamos leer otro de nuestros artículos: Tips para ser un lector voraz.

Cómo escribir un buen ensayo

Cómo escribir un buen ensayo

El ensayo es un tipo de texto que, generalmente, posee una estructura argumentativa, ya que consiste en desarrollar por escrito una idea que debe ser analizada, evaluada e interpretada. En la vida académica, se recurre mucho a este tipo de textos para desarrollar críticas sobre obras literarias, temas filosóficos, educativos, etc.

A continuación, hemos reseñado cinco puntos importantes que debes tomar en cuenta para redactar un buen ensayo.

Utiliza lenguaje formal

Recuerda que, por tratarse de una redacción académica, debes utilizar un lenguaje adecuado. Evita ser coloquial en tu vocabulario, así como también el humor o sarcasmo.

Recurre a la debida documentación

Los textos argumentativos requieren que cites debidamente a los autores relevantes y vayas, preferiblemente, a las fuentes originales de cada opinión que quieras reseñar.

Escribe un borrador

Escribir no es una tarea fácil, por eso siempre es recomendable realizar un esbozo con las ideas que quieres desarrollar en tu ensayo. Para esto, haz un borrador, que puede ser un esquema o escrito preciso de la estructura de trabajo.

Organiza tu ensayo por partes

Un ensayo debe tener tres partes fundamentales: introducción, desarrollo y conclusiones. Estas tres partes no deben estar representadas en el formato del texto, solo deben dejar señales al lector según su contenido.

La introducción: expone de manera breve el propósito y tema del ensayo, así como también deja saber la organización que tendrá el texto.

El desarrollo: constituye el cuerpo del escrito y desarrolla las ideas, tema o enunciados reseñados en la introducción. Su organización va a depender de las estrategias de argumentación que utilices.

Conclusiones: son las reflexiones finales del escrito. Toda la exposición de ideas debe cerrar en esta parte del ensayo y es conveniente concluir con una visión personal.

Lee tu texto

Leer tu escrito es un ejercicio clave para corregirlo y evitar problemas de sintaxis, gramática, ortografía o estilo. Es conveniente que lo hagas más de una vez para mayor efectividad.

Entonces, ya estás preparado para escribir un buen ensayo, solo debes seguir estas indicaciones y tener en cuenta que hay muchas maneras más de hacerlo, todo va a depender de tus necesidades.

Cómo mejorar la ortografía en 8 pasos

Cómo mejorar la ortografía en 8 pasos

Las personas con buena ortografía poseen más credibilidad y liderazgo, entre otras virtudes profesionales y personales. Por esto, hemos decidido dejarte una lista de ocho pasos para que lo logres. ¿Te animas?

¡Lee!

Como primer paso debes saber que no hay actividad más enriquecedora para la ortografía, y la escritura en general, que la lectura. Leer potencia tu vocabulario, favorece tu escritura y tu competencia lingüística. Por eso y más, es importante leer libros.

Crea una lista de palabras problema

Esta lista debe contener palabras problemáticas que te generan dudas y no reconoces fácilmente. Lo ideal es que así como las vas agregando, vayas generando una base de datos a la que puedas recurrir cuando te encuentras realizando algún escrito, además, será indispensable que con el tiempo vayas eliminando las que ya te son más familiares.

Ojo, es importante que siempre te asegures de escribir las palabras correctamente en esta lista, no queremos que este paso signifique un problema para tu ortografía.

Memoriza palabras especiales

Verifica el uso de preposiciones, artículos y pronombres, memoriza cuáles son. Y así podrás mejorar considerablemente el empleo de las normas ortográficas, ya que reconocerás un gran número de palabras.

Repite las palabras en voz alta

El hecho de familiarizarte con la pronunciación correcta de cada palabra, te permite deducir la forma adecuada de escribirla. Aunque parezca tonto repetirte una y otra vez, es muy efectivo.

Subraya tus textos

Cuando leas algún texto en el que localices palabras desconocidas o que te generen dudas, lo mejor es tenerlas en cuenta para que comiences a relacionarte con su escritura correcta.

Realiza algún test de ortografía

Esta es la forma en la que ejercitarás tus conocimientos y habilidades ortográficas. Así que no dudes en realizar este tipo de actividades.

Estudia origen de las palabras

Recuerda que el español es una lengua romance proveniente del latín, por lo que muchas de sus palabras tienen una estructura latina que debes considerar al momento de escribir y evitar dudas.

Escribe la palabra

El proceso de escritura permite memorizar y ejercitar el uso correcto de las normas ortográficas. Por eso, es importante que te imagines escribiendo la palabra y una vez que te hayas dado cuenta que escribes algo mal, reescribe correctamente, ya que esto quedará en tu memoria y será mucho más sencillo relacionarte con el buen uso.

Finalmente, ten en cuenta que la principal motivación para lograr el éxito de estos pasos es dándole importancia a lo que escribes y preocupándote por aprender, cada vez más. La lectura es la mejor manera de aprender y siempre lo afirmaremos, tanto por ser profesionales en el área editorial, como por nuestra labor dentro de la Universidad.

También puedes leer:

Tips para ser un lector voraz

Tips para ser un lector voraz

Para ser un ávido lector no necesariamente tienes que ser rápido, pero tener un proceso de lectura más eficiente si determina que seas un buen lector. A continuación, seis tips esenciales para ser un lector voraz, aquel que consume con determinación y solidez.

Leer es un placer

Es súper importante que comiences a leer porque te gusta, porque quieres hacerlo y porque estás totalmente de acuerdo con que esta es una actividad para disfrutar. La lectura está enteramente relacionada con el hecho de generar placer, además de conocimientos. Esto te permitirá ser más empático con tu libro y realmente conectar con su contenido.

Descartar libros que no te gusten

Como ya hemos afirmado en el primer punto, leer es una actividad que debes hacer porque te gusta, si te estás obligando a hacer una lectura que no te va gustando o que no te diluyes en lo absoluto, lo mejor es descartar este libro. Va a ser muy complicado avanzar, comprender y procesar una lectura que realmente no estás disfrutando o que quizás supera tu nivel de aprehensión.

Reúnete con personas que leen

La mejor manera de reforzar tu proceso lector, es compartiendo lo que has aprendido con otras personas. Hacer analogías, debatir, conocer puntos de vista y argumentar tu opinión, es un paso importante en el proceso de comprensión. Sé más eficiente comentando lo que lees con otros. ¡Anímate y anima a tus amigos a leer!

Lee todo el tiempo

El momento perfecto para hacer algo nunca llegará. La lectura hace el momento de placer, eso es todo. Así que lo más sensato que puedes hacer es llevar tu ejemplar a todas partes y una vez que te encuentres en algún tiempo muerto (en sala de espera, en una cola, en el transporte público, etc.), aprovecha para leer. Hazlo cada vez que puedas y pronto te darás cuenta de que has avanzado mucho en tu lectura y ni siquiera lo planeaste. Realmente funciona ¡Inténtalo!

Lee libros, no solo blogs, periódicos y el Twitter

Ser un lector voraz requiere de mucho ejercicio y eficiencia, por lo que una manera de ser bastante eficiente es considerando que los libros tienen un componente literario, de reflexión, cultural y lingüístico, que recaerá en tu competencia lectora.

Toma notas

Este punto es muy particular, ya que lo ideal sería decirte que comiences a dejar tu sello en los libros; subrayando frases, dejando notas en los bordes, doblando algunas hojas. Sin embargo, sabemos que podemos herir sensibilidades, no todos estarán de acuerdo con este punto (¿Debemos rayar los libros o no?). En este sentido, nos limitaremos a aconsejarte que tomes notas aparte, haz esquemas del contenido, resúmenes y demás estrategias que favorecerán tu agilidad lectora. Igualmente, subraya frases relevantes, palabras importantes y citas de interés. Todo esto es viable en tu objetivo por ser un lector voraz.

Ahora bien, debes recordar que estos consejos son pocos pero son los más indispensables para que seas ese lector que consume rápida y eficazmente. Porque aunque ser rápido no significa ser ágil, tú puedes ser ambas cosas con nuestra ayuda. ¡Anímate! ¡Lee!

REFERENCIAS DE LOS ARTÍCULOS CORRESPONDIENTES A LOS DOS PRIMEROS NÚMEROS DE LA REVISTA ARBITRADA COLUMNATA SEGÚN EL FORMATO APA

REFERENCIAS DE LOS ARTÍCULOS CORRESPONDIENTES A LOS DOS PRIMEROS NÚMEROS DE LA REVISTA ARBITRADA COLUMNATA SEGÚN EL FORMATO APA

Las revistas científicas ofrecen a lectores algunas especificaciones para facilitar las referencias de las fuentes. Considerando esta premisa y asumiendo que este texto puede ser revisado por participantes de especializaciones, maestría y doctorado de la UMBV he ofrecido en este apartado los modelos para los dos primeros números de la Revista arbitrada Columnata.

Veamos pues la estructura y forma para el primer número. Considera, por favor, el uso de la sangría francesa en lugar de viñetas. Pareciera ser muy común pero es un error.

Rodríguez, M. (2009). La gerencia humanista y participativa, la tecnología de la información y las comunicaciones como medios para crear en el socialismo del siglo XXI. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 9-22. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Velásquez, G. (2009). La logística en apoyo a las operaciones de resistencia de en un ambiente de potencialidad asimétrico.  Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 23-46. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Chaurio, F. (2009). Bolívar y la unidad latinoamericana. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 47-62. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Romero, O & Otero, S. (2009). Por salvar el honor. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 63-78. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Marín, Í. (2009). Consideraciones sobre estratégica y táctica en la guerra asimétrica. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 79-106. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Fuentes, J. (2009). El sistema ferroviario nacional y sus externalidades. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 107-120. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Hernando, J. (2009). La tutoría y el proceso formativo en la historia de la educación. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 121-134. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Otero, S & García, J. (2009). Gerencia cultural: una nueva visión en el socialismo del siglo XXI. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 135-148. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Para los artículos correspondientes a Columnata N° 2 debes considerar la siguiente estructura:

Alcalá, C & Esperanza, O. (2010). Arquitectura estratégica para Movilización Militar en Venezuela. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 9-22. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

López, H. (2010). Apuntes para el estudio de la Defensa Integral de la Nación. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 23-34. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Mirabal, R & Berroterán, E. (2010). Relaciones Internacionales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana con la Federación Rusa 2003-2009. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 35-52. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Angiolillo, P. (2010). El Pensamiento Bolivariano de la Unión: “Alianzas Miliares de UNASUR”. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 53-82. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Aguana, R. (2010). En la Construcción de la Militaridad, una perspectiva emergente en el Bicentenario de la AMV. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 83-100. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

López, A. (2010). Formación del Ejército Venezolano: Lucha Social, Guerra de Independencia y la idea de la Academia Militar. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 101-116. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

González, A. (2010). Planificación y TIC’s como herramientas para la “Nueva Institucionalidad” democrática en Venezuela. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 117-142. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Guerrero, L. (2010). PROYECTO SAEJ-DT-001-2005 Diseño de un “Llenador” de cargadores para el Fusil AK – 103. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 143-154. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Romero, O & Otero, S. (2010). Si la América no era un vacío cultural…¿por qué callar? Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 155-180. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Sayegh, S & Zavarce, C. (2010). Direccionamiento Estratégico de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 181-194. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

 

Autora: Dra. Claritza Peña Z.