¿Te gusta leer? ¡Descubre qué tanto sabes de literatura!

¿Te gusta leer? ¡Descubre qué tanto sabes de literatura!

Esta vez, el Fondo Editorial Hormiguero te trae una trivia sobre literatura, libros y autores. Si quieres poner a prueba tus conocimientos en esta área, responde las veinte (20) preguntas a continuación. ¡Suerte!

¿Qué te ha parecido? Recuerda compartir tus resultados y dejarnos tu impresión en los comentarios.

Fondo Editorial Hormiguero

Un sueño, una estrategia, un libro…

#Caracas451 | 5 recomendaciones para leer a Caracas

#Caracas451 | 5 recomendaciones para leer a Caracas

Hoy 25 de julio, celebramos el aniversario de nuestra gran selva de concreto con una pequeña pero muy valiosa selección de 5 ejemplares, esenciales para disfrutar de una lectura sobre Caracas.

Cabe destacar que, la historia de este día se remonta al año 1567, en el cual el español Diego de Losada con el nombre de Santiago de León de Caracas bautizó a nuestra hermosa ciudad. De acuerdo con esto, los libros que verás a continuación resaltan cada uno de los atributos, elementos e intimidades de esta majestuosa e inolvidable ciudad.

foto portada

1. La ciudad de los techos rojos (1947), de Enrique Bernardo Núñez

Enrique Bernardo Núñez fue un escritor venezolano, cronista oficial de la ciudad de Caracas, sobre la cual nos dejó este perdurable libro que evoca a los techos rojos de la ciudad colonial que este conoció a lo largo de su vida. La ciudad de los techos rojos es nuestra primera recomendación, por tratarse de un libro muy importante de nuestra literatura venezolana y más aún para la historia de nuestra ciudad.

foto portada 20

2. Caracas en 20 afectos (1999), de Tulio Hernández

Esta recomendación es una exploración visual y literaria del territorio caraqueño. En este ejemplar se reúnen 20 fotógrafos y 20 escritores para ofrecer un acercamiento plural y diferentes perspectivas estéticas de Caracas.

portada 450 ccs

3. Caracas en 450 (2017), de Banesco Banco Universal

Esta publicación reúne 450 historias de ciudad, como un homenaje a Caracas en su emblemático aniversario (450 años). Sus relatos recogen experiencias relacionadas con arte, gastronomía, historia, lugares, personajes, tradiciones, organizaciones y vida urbana.

portada crónica ccs

4. Crónica de Caracas (2005), de Arístides Rojas (compilador)

Es un inventario de secretos y revelaciones sobre nuestro pasado en sus aspectos más diversos: la religiosidad, los rituales de la sociedad de castas, la moda, las normas de urbanidad, los gustos culinarios, las intrigas domésticas, los mitos y leyendas, así como aterradoras descripciones de las pestes que asolaban a la Provincia de Caracas.

portada 5 ccs

5. Caracas, la ciudad colonial y guzmancista (1900), de Graziano Gazparini

El autor, expone los primeros tres siglos de vida de la ciudad que hoy es capital de Venezuela, la lenta evolución de la ciudad hasta la Independencia hasta su revalorización durante el período de Guzmán Blanco. Todo esto acompañado de una amena documentación gráfica, en la que la arquitectura es la principal intérprete.

Esperamos que hayas tomado nota de cada uno de estos textos, para que leas a Caracas y disfrutes de la gran literatura que evoca su grandeza. ¡Disfrutemos y cuidemos nuestra ciudad!

Recuerda leer también:

5 razones para leer «Quiva», de Edgar González Romero

5 razones para leer «Quiva», de Edgar González Romero

Esta vez queremos compartirte cinco (5) razones por las que debes leer Quiva, una novela con un toque histórico que se convierte en una lectura indispensable para los interesados en la cultura latinoamericana. ¡Comencemos!

1. Muestra los orígenes del Ser Revolucionario

A través de la historia, cuenta como desde los pueblos indígenas, el latinoamericano ha buscado trascender a todo tipo de colonización, alcanzar su reivindicación por ser primogénito de estas tierras y dueño de su libertad.

2. Es una novela con carácter histórico

El carácter histórico de esta obra, se halla en la mención, descripción y profundización sobre la vida de las comunidades indígenas, pertenecientes al Occidente de Venezuela. Especialmente, los conocidos como caquetíos, pueblo indígena familia de los arawakos.

Esta característica histórica, le permite ser una novela libre de exageraciones y muy cercana a la realidad.

3. Está cronológicamente ordenada para leer

Está compuesta por cinco (5) capítulos, según cada momento histórico que representan, los cuales sitúan la narración desde el periodo precolombino hasta luego de la época de la colonia. Esto permite tener una visión cómoda y organizada de la historia que aquí se representa.

4. Es un libro corto y ligero

Sumado a lo dicho anteriormente, debes saber que este libro está hecho para leer en momentos de tranquilidad por su ligereza, su contenido ameno y no muy extenso. Por lo que es una buena opción para conectarte con la lectura con mucha facilidad.

5. Muestra los orígenes de las contradicciones del latinoamericano moderno

Este es un punto en el que no quisiéramos ahondar para no revelar nada referente al contenido, pero si tú interés es la literatura latinoamericana y nuestra historia, probablemente, esta sea una obra escrita para ti. Quiva te permitirá conocer más de cerca nuestros orígenes y por ende, reencontrarnos con lo que somos en la actualidad.

Esperamos que este artículo te anime a disfrutar de una amena lectura. Esta es de nuestras publicaciones más recientes y la puedes descargar en formato digital, totalmente gratis. ¡Que la disfrutes!

quiva imagen libro

Conoce el mito yanomami «Los Hijos de la Luna»

Conoce el mito yanomami «Los Hijos de la Luna»

Es importante para la cultura literaria, conocer todo lo reunido por la tradición oral que, de alguna manera, siempre forma parte del imaginario colectivo de nuestras comunidades. En este caso, compartimos un mito yanomami, el cual nos transmite el carácter espiritual de esta etnia indígena americana.

Las comunidades indígenas Yanomami son grupos de cazadores recolectores, habitantes de la selva amazónica,  acostumbran a pintarse el cuerpo de rojo con onoto, de morado añadiendo al onoto una resina llamada caraña, de blanco con arcilla como color festivo, o de negro humo como color para expediciones de guerra simbolizando la noche y la muerte. Igualmente, perforan los lóbulos de sus orejas, para ornamentarse con trozos de caña verada, plumas y flores, así como en el tabique nasal y la comisura de los labios, para adornarse con finos palillos de bambú.

Los Yanomamis se consideran a sí mismos como Hijos de la Luna, herederos de un espíritu cuya sangre les da vida, según el siguiente mito.

LOS HIJOS DE LA LUNA

Los Yanomami se consideran a sí mismos como Pulipulibará, o Luna, era un shamán de cielo que robaba los restos de los primeros indios Sanemá-Yanoama, que aún no tenían la verdadera sangre de hoy y morían como mariposas después de algunos días.

Pulipulibará tenía abundante sangre celeste y piedras rojas impregnadas de sangre de la vida. Para mantener siempre esa cantidad de sangre, Pulipulibará se robaba los cuerpos aún frescos de los Sanemá- Yanoma, con su poca sangre artificial, hecha de agua y onoto.

Los Sanemá-Yanoama, horrorizados,  decidieron entonces enterrar temporalmente sus muertos hasta su entera desintegración, para luego volver a desenterrarlos y proceder a la cremación y a la gestión de las cenizas de sus seres queridos pero pese a esta preocupación, “…Pulipulibará olía la sangre aún fresca  de los cuerpos  recién enterrados y seguía robándolos, como a veces…” no se daba cuenta de los cadáveres enterrados profundamente, bajaba de noche a los pueblos dormidos de los Sanemá Yanoama y ahogaba a las mujeres, robándoles la sangre y el corazón.

Un grupo de shamanes –los Sabulitepwan- decidieron flechar a Pulipulibará o Luna. Cargaron sus arcos, con el manojo de flechas bien apretado en la mano izquierda.

Raki, raki, raki…, tendió el arco uno de los brujos. La cuerda tensa hizo raki, raki, raki,hasta casi romper el arco. El brujo apunto hasta Pulipulibará o Luna. Tensó todavía más el arco que dejo oír un krik, krik, krik, de querer astillarse. El shamán soltó la cuerda. Tash, tahs, tashshsh, sh, sh… la flecha se remontó hasta casi alcanzar a Pulupulibará,  pero erró en el blanco, volvió a caer sobre la tierra y quedó clavada  en el suelo, oscilando, klim, klim, a un lado y al otro.

Otro shamán tomó su arco, tensó y soltó la cuerda violentamente varias veces repetidas tak, tak, tak, para cerciorarse de que la cuerda de su arco estaba bien tensa. No estaba satisfecho. Soltó del arco el extremo superior de la cuerda, guardó el arco inclinado y sostenido a lo largo del pie derecho y mojado el extremo suelto de la cuerda, la retorció  sobre sí misma muchas veces entre las dos palmas de sus manos. Luego, volvió atarla al arco, con un violento esfuerzo de la rodilla, que lo hizo curvar peligrosamente. El arco quedó sumamente tenso, como para flechar a Pulipulibará lejana. Cogió el shamán una de las flechas de su manojo y la enfiló, el arco al disparar hizo Kliiinn, y la cuerda tensa hirió seriamente en la muñeca al gran shamán. La flecha subió al cielo, pasó rozando a Pulipulibará y volvió a caer ¡tak! En la tierra.

Varios brujos intentaron alcanzar a Pulipulibará con sus tiros de arco, pero quien más cerca, quién más cerca, quién más lejos, todos erraron el tiro y Pulipulibará seguía haciendo mal.

Al fin surgió el jefe máximo de los shamanes, Yuhilinawai. Cogió su arco y su manojo de flechas y se tendió de espaldas en el suelo. Sosteniendo con los dedos gruesos de los pies, lo tendió con toda su fuerza de sus rodillas y de sus muslos. Los músculos de sus muslos temblaban, kli, kli, kli…, violentamente. Tiró también de la cuerda con las dos manos. Apuntó bien y soltó la flecha. Fuissssss…, la flecha se clavó casi de inmediato en pleno ombligo de Pulipulibará-Luna y quedó un largo rato oscilando y oscilando. Luego paró y comenzó a sangrar: ¡tak!, una gota, ¡tak! otra gota… y otra, y otra. Las gotas caían en la tierra  sobre la cabeza de los Sanemá-Yanoama todavía blandos y efímeros a causa de la sangre artificial de agua y onoto que tenían.

En las mujeres, las gotas de sangres celestres entraba dentro de sus vientres, se llenaban y las mujeres se sentían molestas y pesadas. Tuvieron que sentarse en el suelo para arrojar, por la vulva, el exceso de carga vital. Desde entonces, las mujeres tienen menstruación y se ven obligadas a sentarse en el suelo sin hacer nada durante dos o tres días, esperando que la sangre donada por la herida de Pulipulibará, salga de ellas, para liberarse del exceso de vida.

En los varones caían las gotas de sangre celeste como un baño al pie de un salto de agua. La que se filtraba en sus cuerpos y les daba vigor y sus vidas se alargaban muchísimo años.

Pulipulibará-Luna no murió, pero sigue sangrando, siempre con la flecha clavada en su ombligo y dando sobre abundancia de vida tanto al pueblo Sanemá-Yanoma, como a las criaturas y a las flores y a los frutos de la tierra. Por eso, los Sanemá-Yanoma son y se consideran realmente como los hijos de la Luna.

Pulipulibará tiene en su ciclo tan sólo tres días de descanso, en los cuales se esconde en sus casa para comer de noche y hartarse de sangre ajena, que hoy roba a otros pueblos que no son Sanemá-Yanoma. Pero en ese ciclo de tres noches negras, sin la presencia visible de Pulipulibará, el peligro es mayor, ya que puede volver a robar la sangre de vida de los Sanemá-Yanoma. Por eso, son también los días, los Sanemá duermen en sus campamentos, oyendo exorcizar a los shamanes  del pueblo, a fin de no sufrir el ataque silencioso de la devoradora. Por eso los hombres y mujeres Sanemá-Yanoma deben embardunarse del rojo de onoto, en sus caras y en sus cuerpos, durante esos tres días críticos en los que Pulipulibará acecha a escondida.

Pero esos tres días en los que Pulipulibará se esconde, son también los días más fecundos de la vida de los Sanemá-Yanoma y de toda la naturaleza, porque Pulipulibará con su sangre celeste, da vida y hace madurar la frutas silvestres.

Esperamos que hayas disfruta de esta lectura. Recuerda que puedes leer nuestras demás publicaciones literarias:

 

5 razones para leer «El Príncipe» de Nicolás Maquiavelo

5 razones para leer «El Príncipe» de Nicolás Maquiavelo

En el Fondo Editorial Hormiguero hemos publicado una serie titulada Clásicos de la Guerra, la cual posee 6 tomos ya publicados, entre ellos el más reciente: El Príncipe de Nicolás Maquiavelo. Esto, pensando en ofrecer calidad y variedad de libros para no solo abarcar lo que se produce en nuestra universidad sino también la literatura clásica universal tan importante en el desarrollo del conocimiento.

Dicho esto, queremos darte a conocer 5 razones por las que deberías leer este gran ejemplar de la literatura universal, editado con mucho empeño y dedicación.

1. Es un clásico de la literatura política

El Príncipe constituye un importante aporte a la concepción moderna de la política, ya que es una obra que contradice la tradición filosófica del pensamiento político antiguo en la cual la práctica política se encuentra ensombrecida por la idealización de gobiernos y ciudades utópicas. Por ello, la importancia de esta obra radica en que deja al descubierto las verdades prácticas del poder y muestra la forma en que frecuentemente el ejercicio del poder contradice u obvia los preceptos morales. De allí que, en lugar de dedicarse a hacer juicios sobre la moral o la religión, se enfoque más en cuestiones de estrategia política.

2. Es una obra crítica pero también sugiere grandes ideas

Recordemos que esta obra fue escrita en 1513, durante el confinamiento de Maquiavelo en San Casciano, a causa de las acusaciones que sobre él pesaban por estar señalado de conspirar contra los Médici. Por lo que el libro funciona como una respuesta a dicha acusación, pero también explica cómo actuar y qué hacer para unificar a Italia y sacarla de las crisis en la que se encontraba.

3. Maquiavelo renueva las concepciones de la ética en la moral y la política

Maquiavelo establece que el ejercicio real de la política implica situaciones reales con hombres y pueblos reales, cuyas conductas, decisiones y acciones, generalmente no responden necesariamente a la moral sino a las leyes del poder. De esta manera, demuestra que los valores y la moral tradicional cimentadas a lo largo de la edad media por la católica y cristiana iglesia ya no se ajustaban a la cambiante e inestable Europa renacentista, se necesitaba reformar las concepciones sobre moral y ética.

4. Esta edición posee gran material visual

Como siempre es de esperarse en nuestras publicaciones, el Fondo Editorial Hormiguero presenta un material dinámico, con una gran selección de obras de arte que acompañan el enriquecedor texto. Todas las obras en alta calidad y pertenecientes a la época en la que fue publicado El Príncipe.

5. Es uno de los libros más incomprendidos del mundo

Esta última razón es una invitación a descubrir el gran valor de esta obra por su conocimiento de la psique humana, el sentido común y el pensamiento pragmático. Sabemos que no es sencillo leer un clásico tan especial, pero solo hay una manera de acabar con esta concepción popular o por lo menos intentarlo ¡Lee! Y descubre por ti mismo si puedes comprenderlo o no.

Finalmente, a pesar de la incomprensión que puede generar, es también uno de los libros más leídos en el mundo. Recuerda que, desde el Fondo Editorial Hormiguero lo compartimos totalmente gratis y en formato digital. ¡Disfrútalo!

7 curiosidades sobre el Premio Nobel de Literatura

7 curiosidades sobre el Premio Nobel de Literatura

El Premio Nobel de Literatura es uno de los galardones culturales más antiguos y más prestigiosos del mundo. Y hasta ahora, han sido galardonados 110 escritores en todo el mundo, pero sabes ¿cuál es su origen? ¿Quiénes son los más laureados? En este artículo podrás descubrir estos y más datos importantes. ¡Conócelos a continuación!

Origen del Premio Nobel de Literatura

Alfred Bernhard Nobel fue un químico, ingeniero, inventor y fabricante de armas sueco, famoso principalmente por la invención de la dinamita. Incursionó en la literatura, patentó 355, entre ellos la dinamita, producto que lo haría multimillonario y que a la vez lo llevaría a sentirse culpable de cientos de muertes. Por lo que, en su testamento, fechado el 27 de noviembre de 1895, legaba la mayor parte de su fortuna, para sorpresa de muchos, a una serie de premios correspondientes a cinco categorías: Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura y Paz. Con respecto al galardón literario, especificó que se premiara “a la persona que haya producido la obra más sobresaliente de tendencia idealista dentro del campo de la literatura”.

Galardonados de habla hispana

España: José Echegaray (1904), Jacinto Benavente (1922), Juan Ramón Jiménez (1956), Vicente Aleixandre (1977) y Camilo José Cela (1989).
Chile: Gabriela Mistral (1945) y Pablo Neruda (1971).
Guatemala: Miguel Ángel Asturias (1967).
Colombia: Gabriel García Márquez (1982).
México: Octavio Paz (1990).
Perú: Mario Vargas Llosa (2010).

Mujeres ganadoras del Nobel de Literatura

Desde 1901 hasta 2017, han recibido el Nobel 114 autores, entre ellos solo 14 son mujeres. La escritora sueca Selma Lagerlöf fue la primera galardonada, en 1909; la última, la escritora bielorrusa Svetlana Alexievich, en 2015. Solo una de ellas escribía en español: Gabriela Mistral, que recibió el Nobel en 1945. Las otras ganadoras fueron: Grazia Deledda (1926), Sigrid Undset (1928), Pearl S. Buck (1938), Nelly Sachs (1966), Nadine Gordimer(1991), Toni Morrison (1993), Wislawa Szymborska (1996), Elfriede Jelinek (2004), Doris Lessing (2007), Herta Müller (2009), y Alice Munro (2013).

Deliberaciones sobre el Premio Nobel de Literatura

Los estatutos de la Fundación estipulan que si ninguno de los trabajos en consideración alcanza el nivel de importancia indicado, el dinero del premio será reservado hasta el siguiente año.

Siete años sin el Premio Nobel de Literatura

En los años 1914, 1918, 1935, 1940, 1941, 1942 y 1943 no se otorgó el Nobel de Literatura, debido a las guerras mundiales. Sin embargo, el año 1935 (entre conflictos bélicos), es probablemente el único caso en el que realmente la Academia no consideró a ninguno de los nominados dignos del galardón.

Los que renunciaron al galardón

El poeta y novelista ruso, Borís Pasternak en 1958, debido a la intensa presión del gobierno soviético y Jean-Paul Sartre en 1964, alegando que su aceptación implicaría perder su condición de filósofo.

Los más laureados

El inglés es el idioma predominante de los ganadores del Nobel, con 29 premiados. 14 han sido los premiados en francés; 13 en alemán; 11 en español; 7 en sueco; 6 en italiano y en ruso; 4 en polaco; 3 en noruego y en danés; 2 en griego, en japonés y en chino; y 1 en árabe, en bengalí, en checo, en finlandés, en hebreo, en húngaro, en islandés, en occitano, en portugués, en serbocroata, en turco y en yídish.

De esta manera, finalizamos con las 7 curiosidades sobre el Premio Nobel de Literatura. Esperamos que hayas conocido algo nuevo y te invitamos a estar atento a nuestras próximas publicaciones.

Te invitamos a leer:

La app social de libros: Goodreads

La app social de libros: Goodreads

Goodreads: Sociedad de Libros

Goodreads es la red social para los amantes de los libros. Permite comunicación con compañeros lectores, el acercamiento a los autores más recientes y una gama amplia de opciones de lectura, según las propias inclinaciones de cada uno.

En el presente artículo te mostraremos de forma general algunas de las funciones, así como las características únicas del sitio. Su único defecto, a nuestros ojos, es que sólo está disponible en el idioma inglés.

¡Esperamos que pronto lo solucionen!

Goodreads ayuda a organizar tus lecturas. ¿No te acuerdas el autor? El buscador se guía por el título. ¿El género? Si tienes paciencia, puedes encontrar el libro sin dudas. ¿Te gusta el autor y no sabes qué más leer de él? Te da la opción de introducirte a su perfil, de seguirlo y de estar al tanto de sus actualizaciones, ¡hasta puedes enviarle mensajes!

Otro aspecto muy importante de Goodreads es la sección de los blogs. Discusiones en español, sobre libros, vídeos, Booktubes y demás. Las secciones dependerán de ti, además que pueden desactivarlos en cualquier momento si ya no te interesa la discusión.

Sin embargo, nuestra parte favorita es la creación y selección de listas de lectura. Nos permite organizar los libros en «Por leer», «Leídos» y «Leyendo» de manera estándar; agregamos la lista de «2018» para llevar un conteo personal de lecturas y la de «Nunca recomendaría» para los libros que nos hicieron sufrir. Goodreads es bastante flexible y libre.

En cuanto a la lectura de los libros, Goodreads ofrece versiones en eBook de libros libres de derecho de autor. Clásicos, en su mayoría, con una calidad bastante buena. Además, por supuesto, te permite realizar actualizaciones en la lectura (con tus comentarios) o realizar reseñas finales, dándole un puntaje en estrellas, a los libros que vas finalizando.

Con esta pequeña introducción, esperamos que te hayas entusiasmado tanto como nosotros. Te invitamos a iniciar tu aventura en: Página web de Goodreads.

¡Excelente lectura!

El criollismo

El criollismo

La expresión de lo nuestro

El criollismo es una de las corrientes más importantes en Venezuela. Alza, y ha realzado, todo lo relacionado con la vida latinoamericana, la cotidianidad de la realidad. Desde las luchas de poder en las altas esferas, los cambios sociales relacionados con la modernización hasta el día a día de los campos y sus habitantes. Aunque se maneja el criollismo en Venezuela en el conocimiento general del país, es cierto que hay una expresividad de ello en todos los países de latinoamerica.

Sin embargo, se pueden señalar los aspectos generales de lo que comprende el criollismo. En primer lugar, podemos ver su enfoque en la descripción de los paisajes; siempre diferenciándolos en sus contradicciones como las diferencias existentes entre la ciudad y el campo. En segundo lugar, se concentra la utilización de los dialectos regionales con toda claridad. Las explicaciones sobran, ya que son un retrato de la época donde se comprendían en su contexto. También se considera a la exaltación de los autóctono, de la diferencia con el extranjero.

Cada uno de los países tiene sus autores, cada uno con muestras únicas de sus caracteres propios. Sin embargo, en cuanto a Venezuela, nos podemos referir a varios artistas claves para la apreciación personal. Entre los más destacados, podemos nombrar a: José Rafael Pocaterra, Rómulo Gallegos, Teresa de la Parra, Arturo Uslar Pietri, Urbaneja Achelpohl, entre otros tantos cuya obra puede ser enmarcada en esta categoría.

Pese a todo, es importante recordar que las corrientes fluyen como el agua. Se superponen a los tiempos históricos y los procesos; ninguno prevalece ni desaparece por completo. Así que, al igual que muchos movimientos, el criollismo sigue vigente, con nuevos autores y nuevas formas, ideas y argumentos. Sin embargo, todavía el criollismo tiene como objetivo la preservación de lo propio y la belleza de lo nacional.

La sencillez de Urbaneja Achelpohl

La sencillez de Urbaneja Achelpohl

Los cuentos de Achelpohl

El criollismo se caracteriza por un movimiento dirigido a las apreciaciones nacionales. De gran fuerza en las novelas Peonía (1890) y Zárate (1912), esta corriente fue retomada y perfeccionada por Luis Manuel Urbaneja Achelpohl. Primer venezolano en ser galardonado con un premio internacional, padre de doce hijos y escritor de constante disciplina, Achelpohl era la antítesis de sus antepasados. De costumbres sencillas, dueño de una vaquería y habitante de una casa en las afueras de Caracas, no era un hombre político, inclinado a los espectáculos y la opulencia.

Considerado el padre del cuento moderno venezolano, sus direcciones y usos literarios se basaron en resaltar la belleza nacional. Desde los problemas autóctonos hasta la utilización de sus paisajes, el ser criollo era su principal objeto de creación. Igual que Dickens reflejaba la realidad de una sociedad inglesa decadente, así lo hace Achelpohl con la tierra que lo vio nacer.

Sin llegar a exageraciones, las reflexiones de sus textos se basan en la observación y las conversaciones mantenidas a lo largo de su vida. Era dado a conversar con las gentes humildes, con los de su círculo de alto nivel de vida y con cualquiera que pasara. Por ello, a la hora de entrar a sus relatos, es sencillo identificar arquetipos venezolanos con explicaciones adecuadas, simples y exactas. El criollismo evolucionó hasta la realidad entre sus dedos, llenos de la experiencia de vivir y convivir con venezolanos sin influencia europea.

En su vida hay muchas características. Su condición de hijo de una extranjera alemana y un venezolano, su pasión irremediable por la literatura y escritura, el abandono de la política y de sus estudios de derecho en la Universidad Central de Venezuela. Todo ello nos habla de un hombre con firmes ideas, de grandes proyectos y de una gallardía por alcanzar sus metas.

Entre sus logros concretos están: la fundación de la revista Cosmopólis con Pedro Emilio Coll y Pedro César Dominici de socios; ganar el primer premio del Concurso de Novelas Americanas (1916) en Buenos Aires; escribir multiples cuentos, luego recopilados en diversas antologías y, sobretodo, ser el creador de En este país (1916) y La casa de las cuatro pencas (1937), dos de las novelas más importantes sobre el criollismo venezolano.

Pueden leer Ovejón, uno de los mejor cuentos de Achelpohl, en el siguiente link.