29 de agosto: Día Internacional contra los Ensayos Nucleares

29 de agosto: Día Internacional contra los Ensayos Nucleares

En 1945 se llevó a cabo el primer ensayo nuclear, desde entonces y hasta la fecha, se han realizado 2.000 pruebas de ese tipo. Es bien sabido que una bomba nuclear es un ingenio explosivo que utiliza el poder de las reacciones de las partículas atómicas y subatómicas, para desatar un poder equivalente a muchos más kilos de material explosivo convencional, capaz de destruir todo lo que este dentro de su rango de acción.

La humanidad ha utilizado sus avances tecnológicos en gran parte para destruirse, indagando siempre en la forma de causar más y más daños, sin reparar en los efectos que eso conlleva al ambiente y por supuesto a nosotros mismos. Las bombas nucleares lanzadas en Hiroshima y Nagasaki, durante la Segunda Guerra Mundial por parte de los Estados Unidos de Norteamérica, son prueba fehaciente de ello.

Las tragedias humanas y ambientales resultantes de los ensayos nucleares, justifican la necesidad de celebrar el 29 de agosto el Día Internacional contra los Ensayos Nucleares, una jornada dedicada a actividades educacionales para llamar la atención sobre esta cuestión y subrayar que es importante concentrar fuerzas para evitar más pruebas de armas nucleares.

La conmemoración este día tiene como fin aumentar la conciencia y los conocimientos del público sobre “los efectos de las explosiones de ensayo de armas nucleares y cualquier otro tipo de explosión nuclear y la necesidad de ponerles fin como uno de los medios para lograr el objetivo de un mundo libre de armas nucleares” (Asamblea General en su resolución 64/35, propuesta por la República de Kazajstán).