¿Cómo superar un bloqueo escritor?

¿Cómo superar un bloqueo escritor?

Recomendaciones para superar el bloqueo

¿Quién no ha necesitado escribir algo importante a último momento? ¿Un trabajo, un discurso que surgió sin advertencia previa? Sin embargo, es allí cuando ves la página en blanco y todas las ideas, los impulsos inciales, se desvanecen en el aire y sólo queda el bloqueo, temido enemigo de la creatividad.

Sin embargo, es una fortuna que ahora puedan tomarse ciertas medidas para contrarrestar el poder del bloqueo. Tenemos desde maneras orgánicas de acabarlo hasta entretenimientos simples, llevados para despejar la mente a niveles suficientes para concentrarse. Por supuesto, si conoces otros métodos, te pedimos dejarlo entre los comentarios, ¡estaremos muy agradecidos al respecto!

Hacer deporte

Aunque el escribir es algo intelectual, también la sangre debe moverse. Muchas veces, la fluidez de ideas va a la par de la movilidad de la sangre. Correr, caminar, realizar sentadillas, yoga y natación, son las actividades más adecuadas para la tarea de escribir. Despejar las ideas con aire fresco es lo mejor para el cerebro, ya que se mantiene activo y creando nuevas salidas. ¡Es excelente recomendación para eliminar los problemas del esquema!

Distrae tu mente

Escucha música, juega en la computadora, lee o haz las tareas domésticas. No vas a producir si te fuerzas en escribir algo que no es para ti. Es mejor que lo dejes calmar en el papel y ocuparte de la ropa sucia. Ya llegará la idea para dar inicio a una gran obra de teatro.

Toma una ducha

¿Qué? ¿Crees que es una broma? Pues no. Darte un buen baño ayuda a que las preocupaciones se vayan por el drenaje. Aunque suene demasiado sencillo, es casi imposible encontrar una mejor opción durante un bloqueo. El agua, el jabón y la presión logran milagros bastante inesperados.

Ahora bien, tienes un momento más para auxiliarte en tus obras literarias. Además, para revisar tu ortografía, te recomendamos leer nuestro 5 datos ortográficos para escribir bien.

5 datos ortográficos para escribir bien (Parte II)

5 datos ortográficos para escribir bien (Parte II)

En la primera parte de este gran compendio de consejos de ortografía, les dimos a conocer datos muy básicos. En esta segunda entrega, seleccionamos diferentes casos que pueden generar mucha confusión al momento de escribir; se trata de algunas dudas gramaticales, muy frecuentes, que desembocan en errores muy fáciles de solucionar. ¡Revisemos!

Diferencia entre tu y  

Estos términos se diferencian gramaticalmente, porque uno lleva acento diacrítico para indicar el pronombre personal, referido a la segunda persona: “tú eres mi amigo”,” tú sabes de que hablo…”. El otro no se acentúa, quiere decir propiedad o algo propio de la persona con la que hablamos: “aquella es tu casa”, “tu forma de ser…”.

Los monosílabos

Lo monosílabos son esas palabras que tienen una sola sílaba. Una regla simple y básica, es que ninguno ellos se acentúan, excepto que este posea dos o más acepciones, con el fin de evitar el riesgo de ambigüedades.

Diferencias entre hecho y echo

Para comprender las diferencias entre estas dos palabras y saber en qué estructuras emplearlas, debes saber que hecho es el verbo hacer, específicamente la tercera persona. Por lo que se usa de la siguiente manera: “tú has hecho caso a las reglas”, “es un hecho que ya sabes escribir”.

Ahora bien, echo se refiere al verbo echar, su sujeto morfológico es la primera persona. Lo puedes usar en estructuras como las siguientes: “yo echo broma a mis amigos”, “le echo ganas a mi trabajo”.

Diferencias entre: ¿Por qué?, por qué, porque y por que

Este es uno de los casos más complejos, puesto que se trata de cuatro usos distintos. No obstante, aquí te traemos la solución.

Porqué: se refiere al sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón. Se escribe con tilde por ser una palabra aguada terminada en vocal. Por su condición de sustantivo, se usa precedido de un artículo u otro determinante. Ejemplos: “todo tiene sus porqués”, “no entiendo el porqué de su indiferencia”.

Por qué: es la secuencia formada por la preposición por y el y el interrogativo o exclamativo qué (este se escribe con tilde diacrítica para distinguirla del relativo y de la conjunción que). Se utiliza para introducir oraciones interrogativas y exclamativas, directas e indirectas. Ejemplos: “¿Por qué no lees un libro?”, “no comprendo por qué no prestas atención”, “¡Por qué momento más incómodo pasamos!”.

Porque: conjunción átona (por esto se escribe sin tilde). Se utiliza de dos maneras, como conjunción causal para introducir oraciones subordinadas que indican causa (“no fui al cine porque tenía trabajo”) y como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo con sentido equivalente a para que (“hice todo porque terminara bien”).

Por que: en un primer caso, puede tratarse la preposición por y el pronombre relativo que. En este caso es muy común usar el relativo con un artículo antepuesto. Ejemplo: “este es el motivo por (el) que te busqué”.

Y en segunda instancia, puede ser la preposición por y la conjunción subordinante que. Esta secuencia aparece en el caso de verbos, sustantivos o adjetivos que rigen un complemento introducido por la preposición por y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que (“Al final optaron por que no se presentase”).

Diferencias entre haz y has

Esta última aclaratoria es de las más sencillas y como siempre, todo va a depender de la estructura en la que vamos a usar estos términos; el primero, haz, es un imperativo referido al pronombre tú, del verbo hacer (“haz la tarea de una vez”). Por su parte, has, es la segunda persona del singular del presente indicativo del verbo haber (“has venido desde muy lejos”, “has llegado muy tarde”).

En síntesis, todas estas dudas lingüísticas se resuelven conociendo, cada vez más y mejor, nuestra lengua y sus variedades. Sabemos que hay aclaratorias más complejas que otras, por eso siempre nos preocupamos por transmitir la información correcta. Esperamos que te sea útil toda esta información. Recuerda, leer es tu mayor aliado, te lo dice el Fondo Editorial Hormiguero.

¡Básicos para empezar a leer!

¡Básicos para empezar a leer!

Empiece a leer con estos títulos

Entre dos de los correctores de la Editorial Hormiguero sacamos esta lista. No es un detalle extensivo, ya que hay un universo de libros, pero de algún lado hay que iniciar. Es una lista para leer muy básica. Libros sin gran complejidad técnica, pero llenas de temas y arte en su aparente sencillez. Garantizamos que, con esto, hasta el compañero más distraído querrá leer.

Después de todo, ¿quién no ha quedado turbado con el trabajo de Quiroga?

Cuentos de amor, locura y muerte de Horacio Quiroga

Uno de nuestros libros preferidos. ¿Por qué? En lo personal, el horror y el misterio se expresa muy bien en los cuentos narrados allí. Como ningún otro escritor latinoamericano, Quiroga sabía figurar el horror visceral de los instantes más bizarros. Desde La gallina degollada hasta El almohadón de plumas  nos acercamos a la oscuridad de los corazones humanos.

Pedro Páramo de Juan Rulfo

Pese a la intimidación que se puede sentir al escuchar el título, Pedro Páramo es una opción casi obligatoria de nuestra lista. En ella se ve reflejada la decadencia, el miedo y los pormenores de la vida latinoamericana. Sin embargo, todo ello se encuentra cubierto con una pluma increíble, un diseño universal con pocos iguales.

Doce cuentos peregrinos de Gabriel García Marquez

De los favoritos de una de nuestras correctoras, Doce Cuentos Peregrinos es nuestra sugerencia para inciar en la obra de García Márquez. Comprende sus inicios, el desarrollo de lo que serán sus libros y un magistral estilo que hechiza a quien lo lee.

Cuando quiero llorar, no lloro de Miguel Otero Silva

Uno de los favoritos de la Editorial (al menos, de las correctoras). Es una de las historias que mantienen al lector pegado a las hojas, así como se quedan en tu mente mucho después de finalizado. Miguel Otero Silva también posee otros libros, claro, pero sugerimos iniciar por este.

Cubagua de Enrique Bernando Núñez

Cubagua es uno de esos libros clásicos, excelentes, que tienden a quedar olvidados. Corto, efectivo, con excelente narrativa y una historia inolvidable, es una recomendación que damos sin pena ni duda. Esperamos que lo disfruten tanto como nosotros.

La tienda muñecos de Julio Garmendia

Julio Garmendia era un escritor del cuento extraño. Su obra está llena de escenas y misterios en la cotidianidad. Están llenos de color, de giros y frases estudiadas. Su trabajo fue exacto y justo, plagado de instantes inolvidables y de finales increíbles.

Si estás de acuerdo con esta lista, te pedimos recomendar el artículo. Si deseas agregar más, ¡comenta! Y, en caso que seas un lector avanzado, te recomendamos leer otro de nuestros artículos: Tips para ser un lector voraz.

Cómo escribir un buen ensayo

Cómo escribir un buen ensayo

El ensayo es un tipo de texto que, generalmente, posee una estructura argumentativa, ya que consiste en desarrollar por escrito una idea que debe ser analizada, evaluada e interpretada. En la vida académica, se recurre mucho a este tipo de textos para desarrollar críticas sobre obras literarias, temas filosóficos, educativos, etc.

A continuación, hemos reseñado cinco puntos importantes que debes tomar en cuenta para redactar un buen ensayo.

Utiliza lenguaje formal

Recuerda que, por tratarse de una redacción académica, debes utilizar un lenguaje adecuado. Evita ser coloquial en tu vocabulario, así como también el humor o sarcasmo.

Recurre a la debida documentación

Los textos argumentativos requieren que cites debidamente a los autores relevantes y vayas, preferiblemente, a las fuentes originales de cada opinión que quieras reseñar.

Escribe un borrador

Escribir no es una tarea fácil, por eso siempre es recomendable realizar un esbozo con las ideas que quieres desarrollar en tu ensayo. Para esto, haz un borrador, que puede ser un esquema o escrito preciso de la estructura de trabajo.

Organiza tu ensayo por partes

Un ensayo debe tener tres partes fundamentales: introducción, desarrollo y conclusiones. Estas tres partes no deben estar representadas en el formato del texto, solo deben dejar señales al lector según su contenido.

La introducción: expone de manera breve el propósito y tema del ensayo, así como también deja saber la organización que tendrá el texto.

El desarrollo: constituye el cuerpo del escrito y desarrolla las ideas, tema o enunciados reseñados en la introducción. Su organización va a depender de las estrategias de argumentación que utilices.

Conclusiones: son las reflexiones finales del escrito. Toda la exposición de ideas debe cerrar en esta parte del ensayo y es conveniente concluir con una visión personal.

Lee tu texto

Leer tu escrito es un ejercicio clave para corregirlo y evitar problemas de sintaxis, gramática, ortografía o estilo. Es conveniente que lo hagas más de una vez para mayor efectividad.

Entonces, ya estás preparado para escribir un buen ensayo, solo debes seguir estas indicaciones y tener en cuenta que hay muchas maneras más de hacerlo, todo va a depender de tus necesidades.

Recuerda leer también:

Cómo mejorar la ortografía en 8 pasos

Cómo mejorar la ortografía en 8 pasos

Las personas con buena ortografía poseen más credibilidad y liderazgo, entre otras virtudes profesionales y personales. Por esto, hemos decidido dejarte una lista de ocho pasos para que lo logres. ¿Te animas?

¡Lee!

Como primer paso debes saber que no hay actividad más enriquecedora para la ortografía, y la escritura en general, que la lectura. Leer potencia tu vocabulario, favorece tu escritura y tu competencia lingüística. Por eso y más, es importante leer libros.

Crea una lista de palabras problema

Esta lista debe contener palabras problemáticas que te generan dudas y no reconoces fácilmente. Lo ideal es que así como las vas agregando, vayas generando una base de datos a la que puedas recurrir cuando te encuentras realizando algún escrito, además, será indispensable que con el tiempo vayas eliminando las que ya te son más familiares.

Ojo, es importante que siempre te asegures de escribir las palabras correctamente en esta lista, no queremos que este paso signifique un problema para tu ortografía.

Memoriza palabras especiales

Verifica el uso de preposiciones, artículos y pronombres, memoriza cuáles son. Y así podrás mejorar considerablemente el empleo de las normas ortográficas, ya que reconocerás un gran número de palabras.

Repite las palabras en voz alta

El hecho de familiarizarte con la pronunciación correcta de cada palabra, te permite deducir la forma adecuada de escribirla. Aunque parezca tonto repetirte una y otra vez, es muy efectivo.

Subraya tus textos

Cuando leas algún texto en el que localices palabras desconocidas o que te generen dudas, lo mejor es tenerlas en cuenta para que comiences a relacionarte con su escritura correcta.

Realiza algún test de ortografía

Esta es la forma en la que ejercitarás tus conocimientos y habilidades ortográficas. Así que no dudes en realizar este tipo de actividades.

Estudia origen de las palabras

Recuerda que el español es una lengua romance proveniente del latín, por lo que muchas de sus palabras tienen una estructura latina que debes considerar al momento de escribir y evitar dudas.

Escribe la palabra

El proceso de escritura permite memorizar y ejercitar el uso correcto de las normas ortográficas. Por eso, es importante que te imagines escribiendo la palabra y una vez que te hayas dado cuenta que escribes algo mal, reescribe correctamente, ya que esto quedará en tu memoria y será mucho más sencillo relacionarte con el buen uso.

Finalmente, ten en cuenta que la principal motivación para lograr el éxito de estos pasos es dándole importancia a lo que escribes y preocupándote por aprender, cada vez más. La lectura es la mejor manera de aprender y siempre lo afirmaremos, tanto por ser profesionales en el área editorial, como por nuestra labor dentro de la Universidad.

También puedes leer:

Tips para ser un lector voraz

Tips para ser un lector voraz

Para ser un ávido lector no necesariamente tienes que ser rápido, pero tener un proceso de lectura más eficiente si determina que seas un buen lector. A continuación, seis tips esenciales para ser un lector voraz, aquel que consume con determinación y solidez.

Leer es un placer

Es súper importante que comiences a leer porque te gusta, porque quieres hacerlo y porque estás totalmente de acuerdo con que esta es una actividad para disfrutar. La lectura está enteramente relacionada con el hecho de generar placer, además de conocimientos. Esto te permitirá ser más empático con tu libro y realmente conectar con su contenido.

Descartar libros que no te gusten

Como ya hemos afirmado en el primer punto, leer es una actividad que debes hacer porque te gusta, si te estás obligando a hacer una lectura que no te va gustando o que no te diluyes en lo absoluto, lo mejor es descartar este libro. Va a ser muy complicado avanzar, comprender y procesar una lectura que realmente no estás disfrutando o que quizás supera tu nivel de aprehensión.

Reúnete con personas que leen

La mejor manera de reforzar tu proceso lector, es compartiendo lo que has aprendido con otras personas. Hacer analogías, debatir, conocer puntos de vista y argumentar tu opinión, es un paso importante en el proceso de comprensión. Sé más eficiente comentando lo que lees con otros. ¡Anímate y anima a tus amigos a leer!

Lee todo el tiempo

El momento perfecto para hacer algo nunca llegará. La lectura hace el momento de placer, eso es todo. Así que lo más sensato que puedes hacer es llevar tu ejemplar a todas partes y una vez que te encuentres en algún tiempo muerto (en sala de espera, en una cola, en el transporte público, etc.), aprovecha para leer. Hazlo cada vez que puedas y pronto te darás cuenta de que has avanzado mucho en tu lectura y ni siquiera lo planeaste. Realmente funciona ¡Inténtalo!

Lee libros, no solo blogs, periódicos y el Twitter

Ser un lector voraz requiere de mucho ejercicio y eficiencia, por lo que una manera de ser bastante eficiente es considerando que los libros tienen un componente literario, de reflexión, cultural y lingüístico, que recaerá en tu competencia lectora.

Toma notas

Este punto es muy particular, ya que lo ideal sería decirte que comiences a dejar tu sello en los libros; subrayando frases, dejando notas en los bordes, doblando algunas hojas. Sin embargo, sabemos que podemos herir sensibilidades, no todos estarán de acuerdo con este punto (¿Debemos rayar los libros o no?). En este sentido, nos limitaremos a aconsejarte que tomes notas aparte, haz esquemas del contenido, resúmenes y demás estrategias que favorecerán tu agilidad lectora. Igualmente, subraya frases relevantes, palabras importantes y citas de interés. Todo esto es viable en tu objetivo por ser un lector voraz.

Ahora bien, debes recordar que estos consejos son pocos pero son los más indispensables para que seas ese lector que consume rápida y eficazmente. Porque aunque ser rápido no significa ser ágil, tú puedes ser ambas cosas con nuestra ayuda. ¡Anímate! ¡Lee!

REFERENCIAS DE LOS ARTÍCULOS CORRESPONDIENTES A LOS DOS PRIMEROS NÚMEROS DE LA REVISTA ARBITRADA COLUMNATA SEGÚN EL FORMATO APA

REFERENCIAS DE LOS ARTÍCULOS CORRESPONDIENTES A LOS DOS PRIMEROS NÚMEROS DE LA REVISTA ARBITRADA COLUMNATA SEGÚN EL FORMATO APA

Las revistas científicas ofrecen a lectores algunas especificaciones para facilitar las referencias de las fuentes. Considerando esta premisa y asumiendo que este texto puede ser revisado por participantes de especializaciones, maestría y doctorado de la UMBV he ofrecido en este apartado los modelos para los dos primeros números de la Revista arbitrada Columnata.

Veamos pues la estructura y forma para el primer número. Considera, por favor, el uso de la sangría francesa en lugar de viñetas. Pareciera ser muy común pero es un error.

Rodríguez, M. (2009). La gerencia humanista y participativa, la tecnología de la información y las comunicaciones como medios para crear en el socialismo del siglo XXI. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 9-22. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Velásquez, G. (2009). La logística en apoyo a las operaciones de resistencia de en un ambiente de potencialidad asimétrico.  Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 23-46. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Chaurio, F. (2009). Bolívar y la unidad latinoamericana. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 47-62. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Romero, O & Otero, S. (2009). Por salvar el honor. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 63-78. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Marín, Í. (2009). Consideraciones sobre estratégica y táctica en la guerra asimétrica. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 79-106. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Fuentes, J. (2009). El sistema ferroviario nacional y sus externalidades. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 107-120. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Hernando, J. (2009). La tutoría y el proceso formativo en la historia de la educación. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 121-134. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Otero, S & García, J. (2009). Gerencia cultural: una nueva visión en el socialismo del siglo XXI. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (1), 135-148. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-i-2009/

Para los artículos correspondientes a Columnata N° 2 debes considerar la siguiente estructura:

Alcalá, C & Esperanza, O. (2010). Arquitectura estratégica para Movilización Militar en Venezuela. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 9-22. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

López, H. (2010). Apuntes para el estudio de la Defensa Integral de la Nación. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 23-34. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Mirabal, R & Berroterán, E. (2010). Relaciones Internacionales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana con la Federación Rusa 2003-2009. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 35-52. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Angiolillo, P. (2010). El Pensamiento Bolivariano de la Unión: “Alianzas Miliares de UNASUR”. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 53-82. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Aguana, R. (2010). En la Construcción de la Militaridad, una perspectiva emergente en el Bicentenario de la AMV. Columnata. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 83-100. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

López, A. (2010). Formación del Ejército Venezolano: Lucha Social, Guerra de Independencia y la idea de la Academia Militar. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 101-116. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

González, A. (2010). Planificación y TIC’s como herramientas para la “Nueva Institucionalidad” democrática en Venezuela. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 117-142. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Guerrero, L. (2010). PROYECTO SAEJ-DT-001-2005 Diseño de un “Llenador” de cargadores para el Fusil AK – 103. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 143-154. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Romero, O & Otero, S. (2010). Si la América no era un vacío cultural…¿por qué callar? Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 155-180. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

Sayegh, S & Zavarce, C. (2010). Direccionamiento Estratégico de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela. Revista de Educación y Ciencia Militar de Venezuela, (2), 181-194. Recuperado de: http://www.hormiguero.com.ve/download/columnata-ii-2010/

 

Autora: Dra. Claritza Peña Z.

10 TIPS SOBRE NUESTROS EJES TRANSVERSALES

10 TIPS SOBRE NUESTROS EJES TRANSVERSALES

El Fondo Editorial Hormiguero no sólo hace libros de calidad para el disfrute de los lectores, también desarrolla otros proyectos que nos permiten crecer como profesionales, pero sobre todo como personas,  a los que llamamos “Ejes Transversales” conformados por: Columnata Radial, Eje Ecológico “Vías para la Vida” y el Programa Quirón. A continuación te diremos 10 tips que te permitirán conocerlos.

  1. Columnata Radial: es el programa oficial de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela, conducido por la Tcnel. Sara Otero Santiso y el Prof. Ricardo Mirabal todos los viernes a las 3 pm, por Radio Tiuna 101.9FM.
  2. El 16 de febrero de 2017 Columnata Radial cumplió 6 años de transmisión ininterrumpida.
  3. Es un programa interactivo, puedes participar enviando un mensaje al Tiuna Móvil 0426.900.58.35
  4. El Eje Ecológico Vías para la Vida: es una iniciativa fundada en la Academia Militar del Ejército Bolivariano en el año 2009.
  5. El aniversario del “Eje Ecológico Vías para la Vida” es el 10 de junio, cumpliendo este 2017 ocho años de creado.
  6. El jardín “Eje del Lector Revolucionario”, espacio del Rectorado recuperado por el “Eje Ecológico Vías para la Vida”, es regado y mantenido todos los días por el personal que labora en el FEH.
  7. Gracias al cuidado constante, las matas de plátano del “Eje del Lector Revolucionario” llevan varias cosechas que han sido disfrutadas por el personal.
  8. El Programa Quirón: es una iniciativa que surge a través del “Eje Ecológico Vías para la Vida”.
  9. Quirón debe su nombre a la mitología griega, siendo este un centauro inteligente, sabio y de muy buen carácter considerado uno de los primeros veterinarios, ya que poseía vastos conocimientos en medicina que usó para el cuidado de los animales.
  10. Es un programa de voluntariado para el cuidado de los equinos fiscales que se encuentran en la Escuela de Equitación del Ejército. Si estás interesado en participar envía un correo a hormiguero.umbv@gmail.com
CONSEJOS PARA PUBLICAR UN LIBRO

CONSEJOS PARA PUBLICAR UN LIBRO

Tip #1: datos biográficos y currículo como escritor

En tus datos personales incluye justo eso: algún dato personal. No te límites al típico formulario de nombre, apellidos, dirección, teléfono…Di quién eres, a qué te dedicas, por qué escribes, por qué quieres publicar, di cuánto quieres a tu familia… tampoco cuentes tu vida en verso, pero que te vean como una persona, no como una lista de datos. Incluye un currículum como escritor: reseñas, menciones, palmarés, recortes de periódicos, obras publicadas, todo lo que tengas. Si llevas un blog o escribes en alguno de forma regular, menciónalo e incluye además los enlaces, así como los enlaces de las páginas donde se te mencione. No mientas. Todo lo que digas debe ser demostrable. Si no tienes nada de esto detalla todo lo que has escrito, aunque no sea público: relatos, diarios, la novela o relato que estás terminando… los editores quieren continuidad, no amores de una noche.

Un libro tiene una vida muy corta, un escritor puede producir muchos libros

Demuestra que tienes oficio, que escribir no es un hobby pasajero y ganarás muchos puntos. Es aquí donde puede cobrar sentido una estrategia previa de auto publicación que haya tenido éxito.

 

Tip #2: haz una Propuesta Única de Venta

Cuenta por qué tu obra es buena. Cuenta por qué será rentable publicarla. Cuenta qué tiene tu libro que no tengan otros. En pocas palabras: vende tu trabajo sé creativo, exprímete el limón en esta parte. Eres una persona única y por ello tu obra también es única, original e irrepetible en el tiempo y en el espacio.

Sí… es posible que no cuentes nada nuevo… pero tengo una buena noticia para ti:

No se ha escrito nada nuevo desde hace miles de años

La humanidad lleva contando las mismas historias desde siempre. Lo que hace que no nos cansemos de ellas es la manera de contarlas. El toque único y personal, la visión irrepetible de cada narrador sobre la vida, el universo y todo lo demás. Busca ese toque tuyo y hazlo visible a un editor que todavía no te ha descubierto.

Cuando encuentres ese toque y descubras en qué eres diferente al resto, habrás encontrado mucho más que tu USP (Unique Selling Proposition) Propuesta Única de Venta.

Tal vez hayas encontrado también tu estilo propio, tu voz como narrador. Pero tienes que ser realista también y ver qué diferencia tu obra de otras que ya están en el mercado: destaca la originalidad de tu propuesta, lo poco convencional del argumento, el mercado específico al que va dirigido…Ten en cuenta que un editor es un empresario que busca la máxima rentabilidad de lo que publica: ofrécele un caramelo, no un ladrillo.

Un último consejo: toca con los pies en la tierra. Por muy alta consideración que tengas a tu propia persona y a tu obra, procura no sonar como un lunático. Un poco de orgullo es bueno, un exceso de confianza es peligroso.

Y un beneficio adicional:

Al escribir una propuesta única de ventas demuestras al editor que comprendas la importancia del marketing, lo cual siempre es un valor añadido.

 

Tip #3: breve sinopsis

Una breve sinopsis es justo eso: una breve sinopsis.

  • No es un informe detallado y exhaustivo de tu texto.
  • No es un texto de contraportada para venderla.
  • No es el prólogo, ni la introducción.
  • Ni una justificación del por qué este libro y no otra.

Resume tu libro en más o menos una página o página y media, con el foco puesto en los puntos esenciales y detalles más importantes. No temas en una conversación o concurrencia en el final. No temas desvelar giros imprevistos, ni detalles de la trama. Cuéntalo todo, pero cuéntalo resumido. Eso es una breve sinopsis.

 

Tip #4: carta de agradecimiento

Si bien en la Propuesta Única de Ventas deberías extender y no mostrar demasiada modestia —recuerda: tampoco exceso de confianza—, en la carta de agradecimiento deberías mostrar algo de humildad. Agradece al editor el tiempo empleado en la lectura de tu original. Atención a esto porque no se prodiga mucho por ahí y marca una diferencia: Ponte a disposición del editor para aclarar cualquier duda que pueda surgirle o sugerencia que quiera hacerte. Todo eso denota profesionalidad, actitud perseverante, capacidad de aprendizaje y voluntad de mejora. Junto con una buena carta de presentación y una sólida Propuesta Única de Ventas, causarás una impresión demoledora.

 

Tip #5: el enorme trabajo de ser espontáneo

Si quieres sonar espontáneo, verdaderamente espontáneo, debes dedicar algunas horas a ello. Dirigirte a un editor es como un juego. Procura sonar natural al mismo tiempo que formal: no dejar nada en el tintero, incidir en lo importante, tratar todos los puntos que te interesa tratar y pasar de puntillas por los que no. Además, que parezca como escrito de pasada, sin darle mucha importancia. Para lograrlo debes trabajar mucho en ello. Revisa casi tantas veces y de forma tan exhaustiva tu propuesta editorial como corriges tu propia obra. La espontaneidad cuesta mucha dedicación. Los textos que más cuesta escribir son aquellos que parecen escritos de manera espontánea. Un editor lo sabe. Lo agradece y lo valora. Las editoriales tienen una línea editorial; es decir, una coherencia en la selección de los libros que editan. Es posible que una misma editorial tenga diferentes colecciones para publicar temas específicos o géneros, como la colección de novela romántica, la serie negra, etc.

 

Tip #6: lo anterior no sirve de nada sin un buen trabajo que presentar

En efecto. De lo anterior casi todo es fachada, etiqueta, educación, presentación… necesario, sí, aunque una mera formalidad. Porque puedes presentar la mejor semblanza del mundo, tener la mejor Propuesta Única de Ventas del mercado, una sinopsis atractiva… pero no servirá de nada si tu texto no está a la altura. La narración, los personajes, el ritmo, el tono… si no funcionan, de nada te servirá un buen envoltorio. Ni siquiera un estilo depurado y una correcta ortotipografía. Es cierto que un editor puede decidir no publicar una obra por muchos motivos: no encaja en la línea editorial, no comulga con sus valores, ha cubierto ya el cupo de la temporada y muchos más motivos ajenos a la calidad literaria o viabilidad comercial. Cierto que es imprescindible una buena estrategia de publicación, preocuparse del marketing y todo eso, pero… El buen contenido es la razón de ser y el motivo por el cual funciona todo lo anterior.  Sin un buen texto que funcione, puedes ser el mejor vendedor del mundo que no conseguirás colocar un pésimo producto a nadie, ni editores ni lectores.

Conclusiones

Estos consejos no son porque sí: quieres dirigirte a un profesional que se pasa el día recibiendo originales como el tuyo. Si consigues destacar de la gran mayoría, es posible que te tenga en cuenta y le dé una oportunidad a tu texto. Este profesional que recibe tu propuesta es solo un primer filtro. Ten la seguridad que el editor jefe no lee originales: su tiempo es demasiado valioso y pagan a otros por hacer ese trabajo. Por eso, cuando un lector decide recomendarle a su jefe que lea un original, se cuida de no hacerle perder el tiempo. Para lograr pasar los primeros filtros, tu obra no sólo debe ser buena. La forma de presentarla debe decir de ti que eres un profesional serio, competente, que se preocupa de ser respetuoso, conoce el sector editorial, valora el tiempo ajeno y el propio yendo al grano, muestra humildad, seguridad en sí mismo…Vamos, lo que en cualquier sector y en cualquier época se ha denominado siempre CAUSAR BUENA IMPRESIÓN. Algo que nuestras madres y abuelas se empeñan en inculcarnos desde pequeños… por algo será. Si además de todo esto, el editor puede investigar tu presencia en Internet y descubre que eres un autor concienciado de la importancia de una buena marca personal, que realizas una campaña de presencia en las redes sociales… tienes la combinación ganadora.

Autora: Karla Goncalves / Técnico Administrativo

GUÍA PARA LAS REFERENCIAS DE ARTÍCULOS DE REVISTAS ARBITRADAS EN LÍNEA

GUÍA PARA LAS REFERENCIAS DE ARTÍCULOS DE REVISTAS ARBITRADAS EN LÍNEA

  1. Identifique los datos de la revista. Preferiblemente identifique en los créditos: a) Nombre completo de la Revista, b) Año de publicación, c) Número de Edición, d) ISSN[1].
  2. El índice contiene los datos de los artículos de investigación.

Además de los datos de autores (as) y título del artículo es necesario recordar que sin número de páginas incurre usted en uno de los errores típicos de escritores (as) noveles: “olvido de la fuente que sustenta el argumento”.

  • Presentación en las referencias

Citas 1.08.05

Si se trata de más de un autor (a) luego de la inicial de cada nombre se indica punto y luego coma. A continuación te ofrezco un ejemplo con una de las revistas arbitradas del Fondo Editorial Hormiguero.

Citas 2.08.05

 

———————————————————————————————————————————–

 

 

[1] Es recomendable que todo autor verifique este número su traducción al español Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas. Para los investigadores (as) PEII es un dato importante en el momento de llenar el registro y su actualización.