5 datos ortográficos para escribir bien (Parte II)

5 datos ortográficos para escribir bien (Parte II)

En la primera parte de este gran compendio de consejos de ortografía, les dimos a conocer datos muy básicos. En esta segunda entrega, seleccionamos diferentes casos que pueden generar mucha confusión al momento de escribir; se trata de algunas dudas gramaticales, muy frecuentes, que desembocan en errores muy fáciles de solucionar. ¡Revisemos!

Diferencia entre tu y  

Estos términos se diferencian gramaticalmente, porque uno lleva acento diacrítico para indicar el pronombre personal, referido a la segunda persona: “tú eres mi amigo”,” tú sabes de que hablo…”. El otro no se acentúa, quiere decir propiedad o algo propio de la persona con la que hablamos: “aquella es tu casa”, “tu forma de ser…”.

Los monosílabos

Lo monosílabos son esas palabras que tienen una sola sílaba. Una regla simple y básica, es que ninguno ellos se acentúan, excepto que este posea dos o más acepciones, con el fin de evitar el riesgo de ambigüedades.

Diferencias entre hecho y echo

Para comprender las diferencias entre estas dos palabras y saber en qué estructuras emplearlas, debes saber que hecho es el verbo hacer, específicamente la tercera persona. Por lo que se usa de la siguiente manera: “tú has hecho caso a las reglas”, “es un hecho que ya sabes escribir”.

Ahora bien, echo se refiere al verbo echar, su sujeto morfológico es la primera persona. Lo puedes usar en estructuras como las siguientes: “yo echo broma a mis amigos”, “le echo ganas a mi trabajo”.

Diferencias entre: ¿Por qué?, por qué, porque y por que

Este es uno de los casos más complejos, puesto que se trata de cuatro usos distintos. No obstante, aquí te traemos la solución.

Porqué: se refiere al sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón. Se escribe con tilde por ser una palabra aguada terminada en vocal. Por su condición de sustantivo, se usa precedido de un artículo u otro determinante. Ejemplos: “todo tiene sus porqués”, “no entiendo el porqué de su indiferencia”.

Por qué: es la secuencia formada por la preposición por y el y el interrogativo o exclamativo qué (este se escribe con tilde diacrítica para distinguirla del relativo y de la conjunción que). Se utiliza para introducir oraciones interrogativas y exclamativas, directas e indirectas. Ejemplos: “¿Por qué no lees un libro?”, “no comprendo por qué no prestas atención”, “¡Por qué momento más incómodo pasamos!”.

Porque: conjunción átona (por esto se escribe sin tilde). Se utiliza de dos maneras, como conjunción causal para introducir oraciones subordinadas que indican causa (“no fui al cine porque tenía trabajo”) y como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo con sentido equivalente a para que (“hice todo porque terminara bien”).

Por que: en un primer caso, puede tratarse la preposición por y el pronombre relativo que. En este caso es muy común usar el relativo con un artículo antepuesto. Ejemplo: “este es el motivo por (el) que te busqué”.

Y en segunda instancia, puede ser la preposición por y la conjunción subordinante que. Esta secuencia aparece en el caso de verbos, sustantivos o adjetivos que rigen un complemento introducido por la preposición por y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que (“Al final optaron por que no se presentase”).

Diferencias entre haz y has

Esta última aclaratoria es de las más sencillas y como siempre, todo va a depender de la estructura en la que vamos a usar estos términos; el primero, haz, es un imperativo referido al pronombre tú, del verbo hacer (“haz la tarea de una vez”). Por su parte, has, es la segunda persona del singular del presente indicativo del verbo haber (“has venido desde muy lejos”, “has llegado muy tarde”).

En síntesis, todas estas dudas lingüísticas se resuelven conociendo, cada vez más y mejor, nuestra lengua y sus variedades. Sabemos que hay aclaratorias más complejas que otras, por eso siempre nos preocupamos por transmitir la información correcta. Esperamos que te sea útil toda esta información. Recuerda, leer es tu mayor aliado, te lo dice el Fondo Editorial Hormiguero.

One thought on “5 datos ortográficos para escribir bien (Parte II)

  1. Apreciados amigos(as), desde que conocì esta pagina le llevo seguimiento siempre que dispongo de tiempo, me gustaria formar parte de su grupo de investigadores pero siento que no tengo el perfil requerido, soy ingeniero agrònomo y de tercera edad…. saludo revolucionario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *